Posts Tagged ‘Dios’

Cambia tus palabras

8_TS-147014797-hands-cover-mouth-600x450

Durante las ultimas dos reflexiones que he publicado he estado hablando de el por que debemos cuidar nuestra manera de hablar, nuestras palabras. Hoy finalizo con la tercera parte del tema.

¿Cómo podemos cambiar nuestras palabras? Comienza a hablar la palabra de Dios, y para poder hablar, confesar la palabra de Dios, es necesario que hagamos la costumbre de leerla.

Porque si hay unas palabras que tienen poder, son las que están escritas en este libro. Porque las palabras escritas en este libro no son simplemente palabras como las de cualquier otro libro, sino que las palabras escritas en la biblia tienen vida y tienen poder.

Isaías 55:10-11: La lluvia y la nieve descienden de los cielos y quedan en el suelo para regar la tierra. Hacen crecer el grano,
y producen semillas para el agricultor y pan para el hambriento.
Lo mismo sucede con mi palabra. La envío y siempre produce fruto;logrará todo lo que yo quiero  y prosperará en todos los lugares donde yo la envíe.  

(Produce vida) La lluvia y la nieve tienen un efecto en el terreno donde cae. La lluvia tiene el efecto de alimentar la tierra y por consecuencia, toda semilla que este en el terreno donde cae la lluvia será alimentada, ¿Cuantos saben que una semilla sin agua no crece? En el plano espiritual la Palabra de Dios lleva a cabo el mismo propósito limpiador, regenerador y dador de vida.

Josué 1:8: Recita siempre el libro de la ley y medita en él de día y de noche; cumple con cuidado todo lo que en él está escrito. Así prosperarás y tendrás éxito.

El enemigo no siente miedo de que tu vengas a la iglesia, el enemigo no siente miedo de que tu “vistas como cristiano” o que digas palabras de corte religioso, pero el enemigo siente terror cuando comenzamos a estudiar la palabra de Dios y cuando tenemos una relación con Dios y eso produce un cambio en nuestras vidas.

Cuando nosotros alineamos nuestras palabras con lo que nos dice la palabra de Dios, nos ponemos en el lugar adecuado para recibir el apoyo y la autoridad de Jesús.

Si te dijeran hoy que literalmente tus palabras te mantendría vivo o te matarían ¿Tendrías que cambiar tu manera de hablar?

Deuteronomio 30:19: El cielo y la tierra son testigos de que hoy les he dado a elegir entre la vida y la muerte, entre la bendición y la maldición. Yo les aconsejo, a ustedes y a sus descendientes, que elijan la vida para que les vaya bien.

Estamos disponibles para ofrecer talleres o conferencias en tu actividad o iglesia, comunícate con nosotros para más información.

Email: jrberrios28@gmail.com , Facebookhttps://www.facebook.com/jrberriosblog o Twitter: https://twitter.com/jrberrios28

Lo que sale de tu boca

images (12)

Hace unos días atrás publique una reflexión acerca de porque debemos cuidar lo que decimos y hoy continuo con el tema. Entonces, formulo nuevamente la pregunta, ¿Por qué debemos cuidar lo que hablamos?

  • Por qué lo que sale por nuestra boca nos puede contaminar

Mateo 15:10-11: Luego Jesús llamó a la multitud para que se acercara y oyera. «Escuchen les dijo, y traten de entender. Lo que entra por la boca no es lo que los contamina; ustedes se contaminan por las palabras que salen de la boca.

Creo que este texto es sumamente fácil de entender, pero difícil de aplicar para muchos de nosotros. Estudiando un poco más a profundidad el texto encontré el siguiente comentario.

“Los fariseos se fijaban meticulosamente en lo que entraba en la boca (v. 11) y descuidaban por completo lo que salía de la boca. Jesús afirma lo contrario: lo que entra en la boca no afecta su condición espiritual y su aceptación delante de Dios, sino lo que procede del corazón y sale por la boca. En el pasaje que sigue, amplía el concepto.

 No solamente los fariseos se fijaban en el rito de lavado de manos antes de comer, sino que se fijaban en la clase de comida.

 La ley de Moisés clasificaba todas las comidas como aprobadas o prohibidas. Las aprobadas eran sagradas, pero las prohibidas se consideraban comunes, o contaminadas. El término “contaminar” (v. 11) significa literalmente “hacer común”. Marcos agrega: Así declaró limpias todas las comidas (7:19b; comp. Hechos. 10:14).”

En palabras sencillas, más daño nos puede hacer lo que decimos que lo que comemos. Otro problema que podemos descubrir analizando nuestra forma de hablar es que han en tu corazón.

 Lucas 6:45: El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo bueno; y el hombre malo, del mal tesoro de su corazón saca lo malo; porque de la abundancia del corazón habla la boca.

“De la abundancia del corazón habla la boca”. ¿Pero qué si no hay “abundancia” de buenas cosas almacenadas en su corazón y mente, cosas tales como la fe, esperanza, amor, interés en la obra de Dios en la creación y la redención, deseos de leer literatura edificante, deseos de escuchar música que eleve, celo por ganar personas para Dios y su reino, etx , ¿Que hay almacenado en tu corazón?

Cuantas veces has repetido la frase  “Hable sin pensar”. Nuestra boca revela la realidad que está escondida en el corazón. Si la boca critica, es porque el corazón guarda críticas. Si la boca se queja, es porque en el corazón hay quejas. Si la boca habla con enojo, es porque en el corazón hay enojo. La lengua revela lo que está en el corazón.

Santiago 3:10: De una misma boca salen bendición y maldición. Hermanos míos,  esto no debe ser así.

Tarde o temprano, las palabras que uno dice delatan la clase de persona que es. ¿Dónde aprendió uno esas palabras? El estudiante tiende a imitar a su maestro, si tu maestro no es Jesucristo, ya es tiempo de cambiar de maestro y dedicar cada aspecto de tu vida a Él.

 

Cuida tus palabras

images (10)

Toda persona debe cuidar lo que dice, por el poder que tienen nuestras palabras.

Nuestras palabras, revelan mucho acerca de nuestro carácter. Nuestras palabras revelan lo que hay en nuestro corazón.

¿Por qué es tan importante cuidar nuestras palabras? Por qué en nuestras palabras hay vida o muerte.

Proverbios 18:21: La muerte y la vida están en el poder de la lengua, y los que gustan usarla comerán de su fruto.

Ese poder de las palabras lo podemos ver por primera vez en Génesis cuando Dios creo todas las cosas con tan solo decirlo. Luego de crear al hombre y le dijo este mandato: «Puedes comer de todos los árboles del jardín, pero del árbol del conocimiento del bien y del mal no deberás comer. El día que de él comas, ciertamente morirás.” 

Y luego vemos a satanás llegar al jardín, disfrazado de serpiente y engañar a la mujer diciéndole: ¿Es verdad que Dios les dijo que no comieran de ningún árbol del jardín? Podemos comer del fruto de todos los árboles respondió la mujer. Pero, en cuanto al fruto del árbol que está en medio del jardín, Dios nos ha dicho: “No coman de ese árbol, ni lo toquen; de lo contrario, morirán.”

Pero la serpiente le dijo a la mujer: ¡No es cierto, no van a morir! Dios sabe muy bien que, cuando coman de ese árbol, se les abrirán los ojos y llegarán a ser como Dios, conocedores del bien y del mal.

Como podemos ver en estos versículos, Dios por medio de sus palabras le indico al ser humano lo que lo llevaría a la vida. Pero satanás con sus engaños, logro convencer a la mujer de que Dios solo trataba de detener su progreso, que Dios no quería lo mejor para ellos. Y al dejarse guiar por las palabras de satanás, el ser humano paso de vida a muerte.

“Los que gustan usarla comerán de sus frutos” – ¿Qué quiere decir esto? Nuestras palabras van a sembrar algo en todo aquel que escuche nuestras palabras, incluyéndonos a nosotros mismo porque nosotros escuchamos nuestras propias palabras.

El principio del texto nos dice que con nuestras palabras podemos dar vida o muerte, así que solo hay dos opciones, vida o muerte no hay un happy médium y nosotros somos responsables de que sembramos con nuestras palabras.

Una vez más, se trata aquí de lo que la lengua puede hacer para bien o para mal de la propia persona que habla. Comenta concisamente Ryrie: «La lengua del hombre puede proporcionar satisfacción, vida o muerte. Quienes están inclinados a hacer uso de la lengua han de cargar con las consecuencias de sus palabras.

¿Cuántos saben que cuando sembramos algo recogeremos el fruto de lo mismo que sembramos? Que si sembramos maíz, no podemos esperar que fruto sean aguacates y si sembramos cruz de maltas no podemos esperar un flamboyán.  Igualmente se puede aplicar esto a nuestras palabras, si deseas cosechar amor, habla amor, si deseas cosechar Fe, habla con Fe, y así sucesivamente.

Siempre recuerda estas dos cosas antes de hablar; Tus palabras dan vida o muerte “Si lo que vas a decir no es más bello que el silencio, no lo digas”. 

Unete a mis paginas de Redes Sociales!. https://twitter.com/jrberrios28 y https://www.facebook.com/jrberriosblog. Si deseas escribirme para invitarme a tu actividad, congreso, retiro o campamento deseas preguntarme algo o pedir oración también me puedes escribir a info@jrberrios.com

Algo nuevo

semilla-germinando

Muchas veces cuando comienza un año nuevo recordamos el año que acaba de terminar. Recordamos los buenos y malos momentos, todo lo que nos propusimos al comenzar el año y por alguna razón no sucedió o no sucedió lo que esperábamos.

Pero cada año que comienza también nos da la oportunidad de comenzar de nuevo, cada año que comienza Dios nos regala un nuevo libro en blanco con 365 páginas para escribir una nueva historia.

Dios es el Dios de las oportunidades. Nunca escucharemos a Dios decirte “Se te acabaron las oportunidades “o “Ya me canse de ti”. Al contrario, la mano de Dios se mantiene extendida hacia ti esperando que la tomes para comenzar una nueva aventura juntos.

Isaías 43:18-19: Olviden las cosas de antaño; ya no vivan en el pasado. ¡Voy a hacer algo nuevo! Ya está sucediendo, ¿no se dan cuenta? Estoy abriendo un camino en el desierto, y ríos en lugares desolados.

 Yo no sé cómo fue tu 2014, pero si te atreves a creerle a Dios, tu 2015 será uno mucho mejor. A través de los versículos que leímos, Dios, luego de recordarle a su pueblo de diferentes ocasiones en que los ayudo a tener la victoria les dice “Pero olvida todo eso” lo que pienso hacer es mucho mejor que lo que ya hice, ¿No te has dado cuenta que ya comencé esa obra?

No es el momento de mirar atrás, no es el tiempo de mirar tus pasadas derrotas, no es ni siquiera tiempo de mirar tus pasadas victorias. Lo que Dios quiere hacer en ti y tu familia en este año sobrepasa todas tus expectativas. Atrévete a creerle a Dios y confía en que Él te dará la victoria. ¡Feliz año nuevo!

No hay momento perfecto

images (6)

Eclesiastés 11:4: El agricultor que espera el clima perfecto nunca siembra; si contempla cada nube, nunca cosecha.

Mientras meditaba en este versículo no podía dejar de pensar en cuantas veces no comencé a hacer algo que me proponía simplemente porque no estaba todo perfecto como yo lo hubiera querido.

¿Te ha sucedido? A veces nos decimos o le decimos cosas a los demás como “Comenzare mi negocio cuando mejore la economía” o “Comenzare a hacer ejercicios cuando tenga tiempo” o tal vez, me acercare más a Dios cuando tenga mi vida en orden”.

Según nos dice el sabio Salomón en el versículo anterior, nunca debemos esperar el momento cuando todo parezca seguro para actuar y comenzar a hacer algo o dejar de hacer algo.

En muchas ocasiones el momento propicio lo hacemos cuando decidimos actuar en Fe y con diligencia.

¿Tienes un negocio que deseas comenzar? Trabaja fuerte, oriéntate de los pasos a seguir, pon todo tu empeño y confía en que Dios te abrirá puertas.

¿Deseas sentirte mejor, estar más saludable y verte mejor? Comienza a comer más saludable, cuando vayas al supermercado, no compres comida chatarra y comienza a hacer ejercicios ya. ¿No tienes tiempo? Busca hacer un espacio en tu agenda, sino quizás tengas que hacer ese espacio para visitar tu medico cuando tu salud se afecte.

¿Te gustaría que te ofrecieran una nueva posición en tu empleo actual? Trabaja como si ya tuvieras esa posición que tanto anhelas. Mira lo que nos dice colosenses 3: 23: Trabajen de buena gana en todo lo que hagan, como si fuera para el Señor y no para la gente. 

Recuerden que el Señor los recompensará con una herencia y que el Amo a quien sirven es Cristo;

No esperes a tener esa posición que tanto deseas para comenzar a trabajar con gusto, el momento es ahora.

¿Deseas acercarte más a Dios y no sabes qué hacer? Mira lo que nos dice Santiago 4:8: Acérquense a Dios, y él se acercará a ustedes.

Dios nunca está lejos, el siempre esta tan cerca como al llamado de tu oración. Dedica tiempo a Dios y su palabra, ora, habla con Él, sus oídos siempre están atentos a tu voz.

Recuerda, las circunstancias perfectas quizás nunca se presenten, tal vez comiences a hacer algo en obediencia a Dios sin saber cuál será el resultado, pero te aseguro que el actuar en Fe y obediencia te traerá muchas recompensas.

Ropa nueva

descarga (4)

Recuerdo hace casi cinco años atrás el día de mi boda estaba en mi casa esperando que llegara la hora de la boda. Estaba en mi casa terminando los últimos preparativos, hasta que llegó la hora de irme a la iglesia.

Había esta todo el día con una ropa vieja como para estar trabajando en mi casa, pero cuando llego la hora de irme, me tome un baño y cambie esas ropas viejas por una ropa nueva, ropa que representaba que dejaba ya la vida de soltero y comenzaba una nueva vida como esposo.

Lo mismo sucede cuando nosotros comenzamos una nueva relación con Dios. Es como si dejáramos unas ropas viejas y nos vestimos con una ropa nueva que significa el comienzo de una nueva vida.
Efesios 4:22-24: desháganse de su vieja naturaleza pecaminosa y de su antigua manera de vivir, que está corrompida por la sensualidad y el engaño.

En cambio, dejen que el Espíritu les renueve los pensamientos y las actitudes. Pónganse la nueva naturaleza, creada para ser a la semejanza de Dios, quien es verdaderamente justo y santo.

Cuando conocemos a Dios ya no podemos permanecer en las mismas actitudes y en la vida que no agrada a Dios. Dios nos acepta tal y como somos, pero eso no significa que desea que permanezcamos en los mismos pecados y actitudes como estábamos antes de conocerle.

Nuestro padre celestial desea que tengas una vida mucho más abundante que la que vives actualmente, solo Dios puede dar esa vida plena que todo ser humano anhela.

Juan 10:10: El propósito del ladrón es robar y matar y destruir; mi propósito es darles una vida plena y abundante.

Si desea alcanzar el propósito para tu vida, si deseas sentir que vives tu vida a plenitud, es necesario que te deshagas de la ropa vieja que vestías y te pongas la ropa nueva que Dios tiene preparada para ti.

¿Cómo lo haces? Simplemente pídele a Jesús que entre a tu corazón, no necesitas palabras rebuscadas, no necesitas tener todo en orden antes de hacerlo, puedes venir tal y como estas, pero ven dispuesto a no quedarte como llegaste. Si tomas esa decisión, te aseguro nunca te arrepentirás.

 

Estamos disponibles para ofrecer talleres o conferencias en tu actividad o iglesia, comunícate con nosotros para más información.

Email: jrberrios28@gmail.com , Facebookhttps://www.facebook.com/jrberriosblog o Twitter: https://twitter.com/jrberrios28

2 Pasos sencillos para no engañarte a ti mismo

descarga (2)

Hay un refrán que dice “Los hechos valen más que mil palabras”. Obviamente se refiere a que a veces nuestros actos no van de la mano con nuestras palabras. A veces sabemos mucho en teoría, pero no lo hacemos en la práctica.

 Lamentablemente eso también nos sucede en nuestra vida espiritual. Asistimos a la iglesia, nos llamamos “cristianos” pero nuestras acciones nos distancian de lo que decimos ser.

Haciendo eso quizás engañamos a algunos que no nos conocen, pero en realidad solo nos engañamos a nosotros mismos porque Dios no puede ser burlado, Él todo lo sabe.

¿Qué podemos hacer para no engañarnos nosotros mismos? Veamos que nos dice Santiago.

 Santiago 1:22: No solo escuchen la palabra de Dios, tienen que ponerla en práctica. De lo contrario, solamente se engañan a sí mismos. 

¿Suena sencillo verdad? Pero no lo es.

Recuerdo cuando era adolescente y tome el examen para tener mi licencia de conducir de aprendizaje. El examen lo aprobé y tuve mi licencia de aprendizaje. Tiempo después fui a tomar el examen práctico de conducir y así poder tener mi licencia regular y poder manejar.

En el examen práctico a mi entender no me iba nada mal, había quizás fallado en una que otra cosa, pero en mi mente estaba seguro aprobaría En la última prueba, el momento de estacionarme, falle cuando un pedazo del neumático toco la línea amarilla, siempre recuerdo las palabras del instructor  “Amigo, usted ha reprobado”. ¡Eso me dolió!

Pero tiempo después, sentándome a analizar la razón por la que reprobé en el estacionarme fue porque nunca lo practique, solo lo vi en teoría.

Así que, contestando la pregunta ¿Qué podemos hacer para no engañarnos nosotros mismos?

No solo escuchemos la palabra de Dios, sino que vamos a ponerla en práctica. ¿Qué consecuencia trae el poner en práctica la palabra de Dios? Veamos estos versículos

Santiago 1:25: Pero si miras atentamente en la ley perfecta que te hace libre y la pones en práctica y no olvidas lo que escuchaste, entonces Dios te bendecirá por tu obediencia.

¿Cuáles son los dos pasos sencillos para no engañarte a ti mismo?

  • Escucha la palabra de Dios
  • Ponla en practica

Siempre recuerda que la obediencia trae bendición, nunca lo olvides.

Estamos disponibles para ofrecer talleres o conferencias en tu actividad o iglesia, comunícate con nosotros para más información.

Email: jrberrios28@gmail.com , Facebookhttps://www.facebook.com/jrberriosblog o Twitter: https://twitter.com/jrberrios28

¿Quien dijo crisis?

image

Vivimos en un mundo en crisis. Una crisis puede definirse como un conjunto de problemas sin solución inmediata o un cúmulo de necesidades que rebasan por mucho los bienes disponibles para satisfacerlas.

Creo que todo ser humano en una o más etapas de su vida enfrentara lo que llamamos una crisis.

La crisis puede provenir por distintas situaciones como lo son los desastres naturales o creados por el ser humano, las condiciones políticas y económicas o las relaciones humanas y familiares.

Pero ¿Cómo enfrentamos una crisis? El ex presidente de Estados Unidos, John F Kennedy hizo esta observación en una ocasión “En chino, la palabra crisis está compuesta de dos caracteres: uno representa peligro y el otro, oportunidad”         

La manera en que enfrentamos la crisis determinara su resultado final, podemos verla como un caos, como un peligro que viene a destruirnos, o podemos ver la crisis como una oportunidad para crecer y crear nuevas oportunidades.

Walt Disney fue despedido por un editor de periódicos por “su falta de imaginación y no tener buenas ideas”. Antes de construir Disneyland quedó varias veces en bancarrota. De hecho, el Parque fue rechazado por la ciudad de Anaheim.

Pero no se rindió y decidió ver la crisis como oportunidad,  antes de morir vio su sueño convertido en realidad y hoy día Walt Disney world es una de las empresas más reconocidas a nivel mundial y uno de los destinos turísticos favoritos alrededor del mundo.

Disney dijo lo siguiente en una ocasión “Toda la adversidad que he enfrentado en mi vida, todos los problemas y obstáculos me han fortalecido”.

Las crisis de la vida representan un tiempo de riesgo y peligros, pero también representan tiempos de oportunidad para crecer y superarnos. Sea cual sea la crisis que estés enfrentando, te invito a leer las palabras escritas por David en un tiempo de crisis.

Salmo 23: El Señor es mi pastor; tengo todo lo que necesito. En verdes prados me deja descansar; me conduce junto a arroyos tranquilos. Él renueva mis fuerzas.

Me guía por sendas correctas, y así da honra a su nombre. Aun cuando yo pase por el valle más oscuro, no temeré, porque tú estás a mi lado.

 Tu vara y tu cayado me protegen y me confortan. Me preparas un banquete en presencia de mis enemigos. Me honras ungiendo mi cabeza con aceite. Mi copa se desborda de bendiciones.

 Ciertamente tu bondad y tu amor inagotable me seguirán todos los días de mi vida, y en la casa del Señor viviré por siempre.

Te animo a enfrentar la crisis con la seguridad de que Dios está contigo y nunca te dejara, pídele a Dios que te muestre como superar la crisis y que oportunidades te ofrecer para crecer, mejorar y acercarte más a Él.

Josué 1:9: Mi mandato es: “¡Sé fuerte y valiente! No tengas miedo ni te desanimes, porque el Señor tu Dios está contigo dondequiera que vayas”

 

Estamos disponibles para ofrecer talleres o conferencias en tu actividad o iglesia, comunícate con nosotros para más información.

Email: jrberrios28@gmail.com , Facebookhttps://www.facebook.com/jrberriosblog o Twitter: https://twitter.com/jrberrios28

Yo soy Gedeón

gedeon

A Dios le gusta crear probabilidades en donde no las hay a los ojos del ser humano. Uno de los títulos que más me gusta usar al referirme a Dios es “El especialista en imposibles”. ¿Por qué le llamo así? Porque para Dios no existen los imposibles.

Uno de los hombres de Dios con quien más me identifico es con Gedeón. ¿Quién fue Gedeón? Era un hombre normal y corriente, no tenía ningún puesto. Pero aun así Dios decidió escogerlo para traer liberta a su pueblo, Israel que nuevamente se había metido en dificultades y se había apartado de Dios.
Como consecuencia a haberse apartado de Dios, ahora era atacados por el pueblo madianita, tanta asi que los hicieron esconderse en los montes y cuevas para no ser hallados.

Los madianitas robaban sus propiedades y sus alimentos, el pueblo de Israel los consideraban una plaga. ¿Qué rol juega Gedeón en todo esto?

Jueces 6:12-13: Entonces el ángel del Señor se le apareció y le dijo: ¡Guerrero valiente, el Señor está contigo! Señor, respondió Gedeón, si el Señor está con nosotros, ¿por qué nos sucede todo esto? 

Puedo imaginar a Gedeón mirando por encima de su hombro cuando el ángel de Jehová le dijo “Guerrero valiente” como diciendo ¿Tú estás hablando conmigo? Luego vemos que le dice: Si el señor está con nosotros ¿Por qué nos sucede todo esto?

Esto a mi entender lo aleja de ser un guerrero valiente. Pero Dios no ve las cosas como nosotros las vemos. Es por eso que me identifico tanto con Gedeón, a veces Dios ha hablado de mí, ha puesto una palabra en mi corazón, ha dado una directriz y yo he pensado ¿Dios estás hablando conmigo?

Específicamente en mis años de adolescencia y comenzando mis 20 años, solía ser muy inseguro, dudaba tener alguna habilidad y dudaba Dios me pudiera usar para algo. Pero al igual que con Gedeón, Dios no me veía como como yo me veía. Dios no estaba hablando de lo que yo creía que yo era, sino de lo que Él sabía me había diseñado para ser.

Gedeón continúo con sus dudas y le presento al ángel de Jehová todas las razones por las cuales se equivocó al escogerlo a él, también le pido dos confirmaciones para saber que en realidad él era el escogido, pero Dios no se equivoca, Dios escogió a Gedeón porque era la persona que Él necesitaba para rescatar a su pueblo.

Cuando digo Yo soy Gedeón lo digo reconociendo mis debilidades, reconociendo mis flaquezas, pero a la misma vez reconociendo que cuando Dios me escogió para llevar su mensaje no lo hizo por mis grandes capacidades, sino a pesar de mi falta de ellas.

2 Corintios 12:9-10: Cada vez él me dijo: «Mi gracia es todo lo que necesitas; mi poder actúa mejor en la debilidad». Así que ahora me alegra jactarme de mis debilidades, para que el poder de Cristo pueda actuar a través de mí.

Si sabes que Dios te ha llamado a llevar a cabo alguna misión y hoy estas dudando que Él te pueda usar, no lo dudes más, Dios te usara mucho más allá de tus capacidades si lo buscas a Él sobre todas las cosas y si haces lo que haces para gloria de Él. Recuerda, no se trata de ti sino de Dios.

 

Estamos disponibles para ofrecer talleres o conferencias en tu actividad o iglesia, comunícate con nosotros para más información.

Email: jrberrios28@gmail.com , Facebookhttps://www.facebook.com/jrberriosblog o Twitter: https://twitter.com/jrberrios28

#TodossomosPedro

todos somos pedro

Me atrevo asegurar que tú que estás leyendo este escrito posiblemente en más de una ocasión has dicho con mucha convicción lo importante que es Dios para ti. Que Dios tiene un lugar especial en tu vida, que con Dios todo y sin Dios nada, que no importa lo que pase nunca te olvidaras de Dios.

Pero a veces nos llegan situaciones de improvisto, situaciones que nos golpean fuerte y reaccionamos de una manera totalmente diferente a lo que hubiéramos pensado. Si te ha sucedido, no te preocupes, no eres la única persona que le ha sucedido.

El evangelio de Lucas nos relata una conversación que Jesús tuvo con Pedro, te invito a leerla conmigo.

Lucas 22:31-34: Simón, Simón, Satanás ha pedido zarandear a cada uno de ustedes como si fueran trigo; pero yo he rogado en oración por ti, Simón, para que tu fe no falle, de modo que cuando te arrepientas y vuelvas a mí fortalezcas a tus hermanos».

Pedro dijo: Señor, estoy dispuesto a ir a prisión contigo y aun a morir contigo. Jesús le respondió: Pedro, déjame decirte algo. Mañana por la mañana, antes de que cante el gallo, negarás tres veces que me conoces.

En esta conversación entre Cristo y Pedro podemos ver como Jesús le advierte a Pedro que el mismo Satanás había pedido el alma de Pedro para sacudirla como trigo. ¿Cuál era el propósito de sacudir el trigo? Sacar todas las imperfecciones, dejar a la vista todas los defectos y las impurezas del trigo.

Pero el mismo Jesús intercedió delante de Dios por la vida de Pedro y para que durante y luego de la prueba Pedro se mantuviera fuerte y regresara a fortalecer sus hermanos en la fe.

Sabes a nadie le gusta la prueba, pero es durante la prueba que nosotros mismo nos podemos dar cuenta de en qué lugar se encuentra nuestra relación con Dios.

Pedro creía estar fuerte en su compromiso con Jesús y que nada ni nadie lo haría desistir de eso, pero cuando llego la prueba, cuando luego del arresto de Jesús le preguntaron a Pedro ¿Eres tu uno de sus discípulos? El mismo que dijo iría con Jesús hasta la muerte, lo negó, no una ni dos, sino tres veces los negó.

Eso probablemente te ha sucedido a ti, y tengo que confesar que dé a mí me ha sucedido, no estoy orgulloso de eso, pero Dios conoce todas las cosas y sabe que yo fui como Pedro, es más, me atrevo a decir que en algún momento de nuestras vidas, todos hemos sido como Pedro.

Pero a diferencia de Satanás que utiliza la prueba, la sacudida para dañarnos y sacar lo peor de nosotros, Dios utiliza la prueba para sacar lo mejor en nosotros. La prueba es dura, es difícil, pero si te mantienes fuerte, vencerás.

En Puerto Rico hay un refrán que dice “No hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista”, así mismo es la prueba, es temporera.

2 Corintios 4:17-18: Porque estos sufrimientos insignificantes y momentáneos producen en nosotros una gloria cada vez más excelsa y eterna.

Por eso, no nos fijamos en las cosas que se ven, sino en las que no se ven; porque las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas.

 El versículo 17 nos deja saber dos cosas de la prueba, es insignificante y es temporera. Así que aunque estés pasando o hayas pasado por momentos difíciles, pon toda tu confianza en Dios y veras que serás una persona con una fe más firme una vez termine el proceso.

Eso fue precisamente lo que sucedió con Pedro, una vez venció la prueba se levantó como el sol, más fuerte y brillante que nunca, y eso mismo sucederá contigo.

Mi oración por ti es que seas como Pedro, no porque negaste al señor, sino porque luego de la prueba y el sufrimiento te levantaste más fuerte, listo o lista para cambiar el mundo de la mano de Jesús.

Estamos disponibles para ofrecer talleres o conferencias en tu actividad o iglesia, comunícate con nosotros para más información.  Email: jrberrios28@gmail.com , Facebookhttps://www.facebook.com/jrberriosblog o Twitter: https://twitter.com/jrberrios28

 

 

Powered by WordPress
%d bloggers like this:
googled17ffe9d777f6a44.html www.hypersmash.com