Archive for the ‘Uncategorized’ Category

No hay momento perfecto

Eclesiastés 11:4: El agricultor que espera el clima perfecto nunca siembra; si contempla cada nube, nunca cosecha.

Mientras meditaba en este versículo no podía dejar de pensar en cuantas veces no comencé a hacer algo que me proponía simplemente porque no estaba todo perfecto como yo lo hubiera querido.

¿Te ha sucedido? A veces nos decimos o le decimos cosas a los demás como “Comenzare mi negocio cuando mejore la economía” o “Comenzare a hacer ejercicios cuando tenga tiempo” o tal vez, me acercare más a Dios cuando tenga mi vida en orden”.

Según nos dice el sabio Salomón en el versículo anterior, nunca debemos esperar el momento cuando todo parezca seguro para actuar y comenzar a hacer algo o dejar de hacer algo.

En muchas ocasiones el momento propicio lo hacemos cuando decidimos actuar en Fe y con diligencia.

¿Tienes un negocio que deseas comenzar? Trabaja fuerte, oriéntate de los pasos a seguir, pon todo tu empeño y confía en que Dios te abrirá puertas.

¿Deseas sentirte mejor, estar más saludable y verte mejor? Comienza a comer más saludable, cuando vayas al supermercado, no compres comida chatarra y comienza a hacer ejercicios ya. ¿No tienes tiempo? Busca hacer un espacio en tu agenda, sino quizás tengas que hacer ese espacio para visitar tu medico cuando tu salud se afecte.

¿Te gustaría que te ofrecieran una nueva posición en tu empleo actual? Trabaja como si ya tuvieras esa posición que tanto anhelas. Mira lo que nos dice colosenses 3: 23: Trabajen de buena gana en todo lo que hagan, como si fuera para el Señor y no para la gente. 

Recuerden que el Señor los recompensará con una herencia y que el Amo a quien sirven es Cristo;

No esperes a tener esa posición que tanto deseas para comenzar a trabajar con gusto, el momento es ahora.

¿Deseas acercarte más a Dios y no sabes qué hacer? Mira lo que nos dice Santiago 4:8: Acérquense a Dios, y él se acercará a ustedes.

Dios nunca está lejos, el siempre esta tan cerca como al llamado de tu oración. Dedica tiempo a Dios y su palabra, ora, habla con Él, sus oídos siempre están atentos a tu voz.

Recuerda, las circunstancias perfectas quizás nunca se presenten, tal vez comiences a hacer algo en obediencia a Dios sin saber cuál será el resultado, pero te aseguro que el actuar en Fe y obediencia te traerá muchas recompensas.

Caminando en círculos

¿Alguna vez has estado buscando un lugar y luego de muchas vueltas te das cuenta has estado dando vueltas en círculos? No te preocupes, a mí también me ha pasado. Eso no solo nos sucede cuando buscamos un lugar  físico, sino que nos sucede cuando pretendemos llegar hacia esa meta o ese propósito que Dios ha puesto en nuestro corazón.

Un buen ejemplo de esto lo es el pueblo de Israel. Dios les había dicho que los llevaría a la tierra prometida.

Éxodo 3:7-8: Luego el Señor le dijo: Ciertamente he visto la opresión que sufre mi pueblo en Egipto. He oído sus gritos de angustia a causa de la crueldad de sus capataces. Estoy al tanto de sus sufrimientos. Por eso he descendido para rescatarlos del poder de los egipcios, sacarlos de Egipto y llevarlos a una tierra fértil y espaciosa. Es una tierra donde fluyen la leche y la miel.

 Dios prometió a su pueblo que los sacaría de la esclavitud y los llevaría a la tierra prometida, una tierra bendecida, pero nunca les dijo que llegarían inmediatamente, tampoco les dijo que situaciones pasarían antes de llegar allí.

Una vez liberado el pueblo de su esclavitud y haber caminado a través del mar rojo el pueblo comenzó a caminar por el desierto camino a la tierra prometida. Pero ¿Qué hicieron camino a la tierra prometida? Comenzaron a quejarse, comenzaron a maldecir el proceso. Gracias a esto, Dios tuvo que comenzar a trabajar con el carácter del pueblo.

Lo que pudo haber sido un viaje de unos pocos días, se convirtió en una travesía que se extendió por más de cuarenta años. El pueblo comenzó a caminar en círculos, y estaba tan enfocado en sus quejas, que al parecer nunca se dio cuenta seguía caminaba sin ningún tipo de avance.

Muchas veces esto nos sucede en nuestra vida espiritual. Dios nos ha hecho una o varias promesas, nos ha dicho que nos llevara a nuestra tierra prometida, pero comenzamos a quejarnos a través del camino. Nos enfocamos en que no queremos el proceso, solo queremos la bendición inmediata, y es ahí cuando Dios comienza a trabajar en nuestro carácter.

Dios está más interesado en moldear nuestro carácter y en que lo amemos y obedezcamos en el proceso, que en darnos una bendición inmediata que en nada añada a nuestro carácter.

Si Dios te dijo que te llevaría a tu tierra prometida, no lo dudes. Pero en gran medida tu actitud en el proceso, determinara la duración del mismo. Así que si estas camino a tu tierra prometida y ha tomado más tiempo de lo que creías, analízate, ¿Te has estado quejando en el proceso? ¿Has deseado volver atrás a Egipto? Si lo has hecho decide hoy cambiar tu actitud y decide confiar completamente en Dios, decide tener Fe y ser esforzado y valiente en medio del proceso y este será tu resultado.

 Josué 11:23:Así que Josué tomó control de todo el territorio, tal como el Señor le había indicado a Moisés. Le dio la tierra al pueblo de Israel como su preciada posesión y repartió el territorio entre las tribus. Entonces por fin la tierra descansó de la guerra.

 Mi oración es que Dios te de la victoria y puedas conquistar esa promesa, Dios te bendiga.

ID = Mi identidad en Dios

Todos nos hemos preguntado en algún momento ¿Quién soy? ¿Para qué estoy en este mundo? ¿En que soy bueno/buena? ¿A qué grupo pertenezco? Todos buscamos una identidad…

Se puede decir que la identidad de alguien es la suma de como una persona se ve a sí misma. Esa percepción incluye el carácter de la persona, sus valores, como es emocionalmente, su apariencia, sus fortalezas y debilidades, su vida espiritual, sus amistades, entre otras cosas.

Nuestra identidad comienza a formarse desde que somos bebes. Y eso lo he podido ver en mi hija Ariany. Todavía nos falta mucho por conocer de ella, pero en este mes y pico que tiene, he podido notar muchas características que serán parte de su identidad.

Recuerdo mis años de escuela superior, solo bastaba dar una mirada a diferentes puntos del área escolar para poder notar que existían múltiples grupos, todo con una identidad distinta. Los Rockeros, los estudiosos, los deportistas, los que quieren estar al último grito de la moda, etc.

Probablemente tu formaste parte en algún momento de uno de estos grupos y hoy te ríes y te preguntas ¿En que estabas pensando?

Pero nada de estas cosas que he mencionado ni ninguna persona deben ser quienes formen nuestra identidad. Quien único puede revelarnos nuestra verdadera identidad es aquel quien nos creó, Dios.

Por años hemos estado buscando nuestra identidad en las cosas equivocadas, un status social, un auto, una posición en el empleo o la fama entre otras cosas. Todas esas cosas son pasajeras, hoy están y mañana tal vez no.

  • Pablo nos dice en su carta a los Efesios 2:10: Pues somos la obra maestra de Dios. Él nos creó de nuevo en Cristo Jesús, a fin de que hagamos las cosas buenas que preparó para nosotros tiempo atrás. 

    Una obra maestra es la máxima creación de un artista, y eso precisamente es lo que Dios nos dice que somos, su obra maestra. Y no solo es, sino que también nos dio el privilegio de ser llamados sus hijos.

  • 1 Juan 3:1: Miren con cuánto amor nos ama nuestro Padre que nos llama sus hijos, ¡y eso es lo que somos! 

    ¡Qué privilegio el poder ser llamados hijos de Dios! Y como hijos tenemos muchos derechos que otros no tienen. Así que cuando el enemigo quiera venir a atacar tu autoestima, cuando trate de hacerte creer que Dios se olvidó de ti, recuérdale que no solo eres la obra maestra de Dios, sino que eres su hijo/hija.

Cada vez que nos surja la dudad de quienes somos o para que existimos, podemos ir con toda confianza delante de Dios, porque él nos regaló ese privilegio cuando nos hizo sus hijos. ¡Dios te bendiga!

Una lucha cuerpo a cuerpo

Si eres varón probablemente estarás de acuerdo conmigo de que tu también hiciste esto que voy a decir, si eres mujer y tienes hermanos o primos probablemente fuiste testigo de algo similar. Cuando Yo era niño me gustaba jugar a la lucha libre con mi papa, mi mayor reto era ” Ser más fuerte” que El y “ganarle”. En muchas ocasiones lo vencí, o al menos eso pensaba Yo, hasta que crecí y pude darme cuenta que Yo realmente no gane ninguna de esas batallas, sino que mi papa se dejó vencer.

Sabes, muchos de nosotros en algún momento de nuestras vidas hemos luchado con Dios, hemos luchado con la vida. Quizás para ti la vida se trata de alcanzar, de ser reconocido, ser bendecido o bendecida. No hay nada malo en ser una persona perseverante y esforzada, lo malo que es malo es estar dispuesto a hacer cualquier cosa para alcanzar tu objetivo, aun si eso significa recurrir al engaño, la mentira y olvidar la integridad.

El libro de Génesis nos trae un buen ejemplo de un hombre que estuvo dispuesto a hacer cualquier cosa para alcanzar su objetivo, su nombre es Jacob. Él era hermano gemelo con Esaú quien era el primogénito y quien era heredero de 3/4 partes de la herencia de su padre. Esaú era un hombre fuerte y era cazador, solía traer la carne como alimento a su casa. Jacob era el más intelectual, hombre de su casa. Génesis nos relata que Esaú era el favorito de su padre y Jacob el favorito de su madre.

Jacob deseaba ser el primogénito y ser bendecido, pero sabía que al ser el menor no podía, ¿Que recurrió a hacer para obtener lo que quería? Primero aprovecho un día que su hermano llego hambriento y logro que le vendiera su primogenitura por un plato de sopas, segundo y años después se disfrazó de su hermano Jacob y se presentó delante de su padre que ya era no vidente y dijo que él era Esaú para recibir oficialmente la bendición de ser el primogénito y todo lo que esto conlleva y lo logro por su propio esfuerzo.

Nuestro amigo Jacob entonces tuvo que huir lejos de su hogar ya que Esaú cuando se enteró prometió matarlo. Jacob permaneció huyendo y comenzó a recibir consecuencias por sus engaños, el mismo fue engañado por su suegro, tuvo que trabajar arduamente por la mujer que amaba, nunca volvió a ver a su madre con vida. Pero Dios tenía un plan con Jacob y comenzó a trabajar en su vida y pesar de que el obtenía lo que anhelaba por los medios equivocados, tenía un espíritu luchador, era perseverante y logro prosperar.

Jacob tuvo un encuentro con Dios en Betel, pero su vida no cambio de un día para otro, fue parte de un proceso. Años después decide regresar a su tierra pero la gran duda en su corazón era ¿Aun Esaú querrá matarme? De camino a ver a su hermano Génesis nos relata que Jacob tuvo un encuentro con Dios, pero esto no fue cualquier encuentro, sino que fue una lucha.

Génesis 32:24-26: Entonces Jacob se quedó solo en el campamento, y llegó un hombre y luchó con él hasta el amanecer. Cuando el hombre vio que no ganaría el combate, tocó la cadera de Jacob y la dislocó. Luego el hombre le dijo: ¡Déjame ir, pues ya amanece! No te dejaré ir a menos que me bendigas le dijo Jacob.

Jacob aun luchando con el mismo Dios le dijo que no lo soltaría hasta que el recibiera su bendición ¿Que le contesto Dios? lee el versículo 28: Tu nombre ya no será Jacob le dijo el hombre. De ahora en adelante, serás llamado Israel, porque has luchado con Dios y con los hombres, y has vencido.

¿Realmente Jacob venció a Dios? no lo creo. Lo que sí creo es que tal y como cuando yo era niño mi papa me dejaba vencerle aun sabiendo que él era mucho más fuerte que yo, así mismo Dios se dejó vencer posiblemente por la perseverancia e intensidad de Jacob, es más, Yo creo que Dios anhelaba dar su bendición a Jacob ya que él sabía que al bendecirlo Jacob seria de bendición y por esto “Se dejo vencer”. Tanto bendijo Dios a Jacob que su hijo Jesús fue descendiente de él.

Si tu hoy ves algo de la vida de Jacob en ti, te invito a reflexionar. Estoy seguro que Dios desea bendecirte, pero no tienes que recurrir a lograrlo solo o sola, Dios desea ser parte de tu éxito, El desea bendecirte. Persevera, esfuérzate,lucha intensamente y no te rindas pero no lo hagas por tus propias fuerzas, encomienda al Señor tu camino y confía en El, y El hará.

Para un momento como este

Cuenta la historia hace miles de años de lo que fue posiblemente el primer concurso de belleza del que se tenga conocimiento. Este concurso de belleza no era para que todas las candidatas mencionaran la paz mundial o amor por los niños, sino para escoger la nueva reina esposa del rey Asuero o Jerjes, como también se le conocía. Ester era una mujer hermosa según nos indica la biblia, pero tenía factores en su contra para ser seleccionada como la nueva reina. Primero, era judía, segundo era huérfana y por ultimo era pobre.

Aun asi entre todas las mujeres hermosas que se presentaron delante del rey, Dios puso su mano y Ester fue la escogida. Ester quizás en ese momento no podía entender a ciencia cierta por qué fue ella la escogida, pero Dios tenía un plan y Ester era pieza clave en ese plan. El rey asuero tenía un funcionario de gobierno muy importante llamado Aman, la biblia lo describe como un hombre malvado, el mayor blanco de su ira lo era el pueblo judío del cual Ester era descendiente, dato que Aman y el rey desconocían.

Tiempo después, Aman se las ingenió para convencer al rey a unirse a su plan de exterminar a los judíos y firmo un decreto para que así fuera. Fue en ese momento que Dios puso en marcha su plan, Mardoqueo, era primo de Ester, así que se acercó a ella pidiendo su ayuda.

Ester 4:13-14: No te creas que por estar en el palacio escaparás cuando todos los demás judíos sean asesinados. Si te quedas callada en un momento como este, el alivio y la liberación para los judíos surgirán de algún otro lado, pero tú y tus parientes morirán. ¿Quién sabe si no llegaste a ser reina precisamente para un momento como este?

La reina temió por su vida, ya que el rey estaba apartado en un lugar del palacio en el cual solo permitía que se acercaran las personas que han sido invitadas por él, de no haber sido llamadas la consecuencia podía ser la muerte. ¿Qué decisión debía tomar Ester? Su primo Mardoqueo le dice lo siguiente: ¿Quién sabe si no llegaste a ser reina precisamente para un momento como este?

Dios en muchas ocasiones nos coloca en lugares estratégicos para cumplir propósitos específicos para cumplir su plan. Ester decidió tomar el riesgo de ir delante del rey y abogar por su pueblo, Dios estuvo con ella y no solo el rey la recibió de buena gana, sino que logro salvar a su raza entera aprovechando las oportunidades que Dios puso delante de ella.

Muchas veces nos preguntamos ¿Por qué estoy en este lugar? o ¿ Por qué he pasado por cual o tal situación.  Aunque hoy no sabes la respuesta, es probable que luego puedas darte cuenta que Dios tiene un propósito contigo en el lugar en donde estas. Quizás la pregunta correcta es ¿Para qué? En donde quiera que te encuentres, tu puedes ser un instrumento en las manos de Dios y aunque aún no entiendas las razones estas donde estas para un momento como este.

Cambiando lo bueno por lo mejor

¿Te ha sucedido que estas pidiendo a Dios por un sueño se haga realidad o que conteste una petición muy importante y Dios la contesta de una manera diferente a la que esperabas? 

A mi me ha sucedido en más de una ocasión, pero hoy quiero contarte la más reciente. Hace ya un par de años mi esposa y yo comenzamos los preparativos para comprar nuestro primer hogar. Para nosotros era un proceso muy emocionante porque por fin íbamos a tener nuestra casa. Estuvimos viendo casas por alrededor de un par de meses, hasta que por fin encontramos una casa que estuviera al alcance de nuestro presupuesto y que nos gustara.

Separamos la casa con un pronto y comenzamos a entregar los documentos necesarios para la compra de la misma y a esperar que el banco los procesara, esperamos un periodo de alrededor de  3 meses. Hasta que por fin llego el día más esperado por mi esposa y por mi, el día de firmar nuestro contrato. Una vez allí e iniciado el proceso de documentos, el abogado del banco se percato de una situación con la parte vendedora, la compra de nuestra casa ya no sería posible, y así lo que nosotros creíamos seria uno de los días más felices de nuestro matrimonio, se convirtió en uno de los más tristes.

Había sido un proceso algo largo y complicado a veces, definitivamente no era de nuestro agrado comenzar nuevamente el proceso, no era la contestación de parte de Dios que esperábamos. Esto no es algo que solo nos ha sucedido a nosotros, sino que muchas personas han pasado por este tipo de situación. Namaán, un comandante del ejército de Siria hace miles de años atrás padecía de lepra, una enfermedad que para ese tiempo era incurable. Una sirvienta de la esposa de este general le recomendó que fuera a ver al profeta Eliseo porque el era un siervo de Dios y podía sanarlo de su lepra.

Naaamán ya no tenía nada que perder, así que fue a ver a Eliseo.

2 Reyes 5: 9-10: Entonces Naamán fue con sus caballos y carros de guerra y esperó frente a la puerta de la casa de Eliseo; pero Eliseo le mandó a decir mediante un mensajero: Ve y lávate siete veces en el río Jordán. Entonces tu piel quedará restaurada, y te sanarás de la lepra.

Puedo imaginar el asombro y el coraje en la cara de Naamán, ¿Después de llegar allí  no solo no me recibe, sino que le pide que vaya a un rio a bañarse? No solo eso, sino que el rio Jordán era uno de los peores y mas sucios de esa época.

Pero luego de analizarlo, sus ayudantes le pidieron que hiciera caso al profeta. 2 Reyes 5: Entonces Naamán bajó al río Jordán y se sumergió siete veces, tal como el hombre de Dios le había indicado. ¡Y su piel quedó tan sana como la de un niño, y se curó! 

!Wow que bendición tan grande ¡ ¿ Se imagina lo que Naaman se hubiera perdido si hubiera hecho caso a su enojo porque su petición no fue contestado como el esperaba?  

Dios todo lo ve y todo lo sabe, y en ocasiones El no contesta nuestras peticiones de la manera o en el momento en que las pedimos. Pero muchas veces Dios quita cosas o personas de nuestras vida porque esta haciendo espacio para darnos algo mucho mejor. Para terminar quiero contarte que sucedió con la compra de nuestra casa. Un mes después de que no pudimos comprar aquella casa, Dios nos permitió encontrar una casa mucho mejor y en una mejor ubicación, lo mejor de todo, era el mismo precio de la anterior.

Dios nunca dejara de sorprendernos con sus bendiciones, así que abre bien tus ojos para que te des cuenta de las bendiciones que Dios te ha entregado y las que está por entregarte, quizás no llegaron de la manera que pediste, pero Dios se encargara de que sean lo mejor para ti.

(Todos los derechos de autor pertenecen a José Rene Berrios)

Faceboook:https://www.facebook.com/jrberriosblog, Twitter: https://twitter.com/jrberrios28

 

 

3 Important facts about Dreams

 

­­­­­­­­­­What stops people from embracing and following their dreams?

There are a lot of possible excuses that we could use for not following our dreams.

 

  • I don’t have any dream to follow
  • My dream is not that important after all
  • I do have a dream, but will only reach it if it’s Gods will
  • It is already too late for me

The truth is that we all have at least one dream that we will love to reach, but we are afraid to fail. Most of us since we were little kids we start dreaming about what we would like to do when we grow up, it could be a police officer, a fireman, a teacher, Doctor, secretary, singer, you name it.

I remember that during my childhood I must have dreamed and change careers at least 6 or 7 times. As an adult, I still have a lot of dreams that I want to make a reality in my life.

 

In my humble opinion, there are 3 important facts about dreams.

1) We all have a Dream: I think that none of us can go an entire life without fighting for at least one of our dreams. That dream could be about school or college, it could be at the career level, in your family or in your spiritual life. May be you want to help some charity or help kids in your neigborhood to have a better education.

Dreams give us a reason to live, a reason to fight on, every dream has a risk element, and only those willing to take those risks will reach those dreams.

 

2) Your dream is unique and important: God made every human being unique, so that we so that we could make possible an important part of his dream for the world.  How? The purpose of your dream is to satisfy a need on the world that only you could do it. Nobody else in this world could fulfill that assignment like you could do it.

 

3) Your dream was put in your heart so you could reach it: God wants you to value your dream as a present and he wants you to live it. But he won’t force you to choose, it is your decision to make it a reality; you need to take the first step.

Proverbs 13:12: When hope is crushed, the heart is crushed, but a wish come true fills you with joy.

Powered by WordPress
googled17ffe9d777f6a44.html www.hypersmash.com