Archive for the ‘Preguntas’ Category

¿Que dice la gente?

que dice la gente

Recuerdo hace unos años tras me gustaba ver en las tardes un programa de TV que se llamaba ¿Que dice la gente? El concepto de este programa era tener dos familias compitiendo, Había unas 4-5 rondas de preguntas en donde la familia que más acertara la opinión de la gente en cuanto a unas encuestas realizadas en la calle, ganaba.

La opinión de la gente no era necesariamente la respuesta correcta, era simplemente su opinión, tenía que averiguar ¿Que dice la gente?

Hace más de dos mil años atrás Jesucristo hizo la misma pregunta a sus discípulos en Lucas 9:18-19: Cierto día, Jesús se alejó de las multitudes para orar a solas. Solo estaban con él sus discípulos, y les preguntó: ¿Quién dice la gente que soy? Bueno contestaron, algunos dicen Juan el Bautista, otros dicen Elías, y otros dicen que eres uno de los otros antiguos profetas, que volvió de la muerte. 

Creo que no es difícil darse cuenta que a la gente le gusta opinar acerca de todo tipo de temas. Cada cual tiene una opinión o una manera de pensar basada ya sea en su percepción  en lo que creen o en lo que escucharon a otros decir. Generalmente uno de los temas que más opiniones y controversias al sol de hoy genera lo sigue siendo el tema acerca de que piensa la gente acerca de Jesús.

Cuando Jesús le pregunta a sus discípulos que piensa la gente acerca de Él no era porque quería enterarse, Cristo lo conoce todo y ya sabía que opinaba los diferentes grupos de personas acerca de Él, no era que el necesitaba escuchar cosas buenas acerca de El mismo o que le preocupara el pensamiento de la gente o lacerara su autoestima. Casi siempre y sin excepciones cuando Jesús hacia una pregunta, su respuesta venia acompañada de una enseñanza.

Lucas nos relata la opinión de algunos de los discípulos acerca de que pensaba la gente de Jesús, y como vemos en los versículos  sobraban las opiniones. Luego de escucharlos atentamente, entonces Jesús hizo otra pregunta, Lucas 9:20Entonces les preguntó: Y ustedes, ¿quién dicen que soy? Pedro contestó: ¡Tú eres el Mesías enviado por Dios!

Pedro no los pensó dos veces antes de contestar, él estaba convencido de que Jesús era el hijo de Dios y esto no se lo dijo la gente, no estaba basado en la opinión de otro, sino que viene de una convicción pues en el corazón de Pedro por el mismo Dios. Si Yo te preguntara hoy ¿Que dice la gente acerca de Jesús? quizás me digas que unos dicen que no existe, otros quizás opinen que fue un simple hombre mientras otros quizás dirán que era un loco o un impostor. Entonces aprovecho y te pregunto ¿Quién dices tú que es Jesús para ti?

Para mi Jesús es la respuesta a cualquiera de mis preguntas, ¿Necesito paz? Él es mi paz, ¿Dirección? Jesús es mi guía, ¿Tengo problemas? El me prometió que en medio del problema estaría conmigo, ¿Tengo necesidad económica? El me prometió que lo buscara a El primero y él se haría cargo de todo lo demás. Y así puedo continuar diciéndote que o quien es Jesús para mí, pero según Jesús esta siempre disponible para todas mis necesidades, así lo esta también para ti.

No importa porque situación estés pasando hoy Jesús desea  y puede ayudarte. Te invito a  reflexionar y te dejo con esta pregunta nuevamente ¿Quién es Jesús para ti? Dios te bendiga

¿Quien esta en control?

bebe y papa guiando 2

Recuerdo cuando era niño en una ocasión, mi papa me sentó en su falda cuando guardaba su auto en la marquesina de la casa. Papi me permitió colocar mis manos en el guía y comenzar a moverlo con la poca fuerza que tenía y sin ningún tipo de control por supuesto. Por unos segundos en mi mente de niño, Yo pensaba que era quien estaba en control del vehículo, pero por encima de mis manos estaban las fuertes manos de mi padre quien no iba a permitir que yo perdiera el control y Él era quien realmente controlaba el vehículo.

Sabes, en nuestra vida diaria habrá ocasiones en que enfrentaremos situaciones que parecen que están fuera de nuestro control, de hecho, habrá ocasiones que perderemos el control de alguna situación, pero aun cuando nosotros perdamos el control, eso no quiere decir que Dios ha perdido el control.

Como padre perfecto que es, El solo desea lo mejor para cada uno de nosotros. Pero para que él pueda llevar el control de nuestra vida nosotros debemos cederle ese control y confiar que es fiel en su promesa de nunca dejarnos solos.

Isaías 43:1-4: No tengas miedo, porque he pagado tu rescate; te he llamado por tu nombre; eres mío. Cuándo pases por aguas profundas, yo estaré contigo. Cuando pases por ríos de dificultad, No te ahogarás. Cuando pases por el fuego de la opresión, no te quemarás; las llamas no te consumirán. Pues yo soy el Señor, tu Dios, el Santo de Israel, tu Salvador. Yo di a Egipto como rescate por tu libertad; en tu lugar di a Etiopía y a Seba. Entregué a otros a cambio de ti. Cambié la vida de ellos por la tuya, porque eres muy precioso para mí.

Como humanos que somos nos gusta sentirnos que estamos en control de todo lo que nos rodea, pero indudablemente eso es imposible y llegaran situaciones que no podremos controlar. Dios nos invita a no tener miedo, que sea cual sea la situación el promete estar con nosotros a través de ella, El será nuestro protector. Si hoy estas pasando por momentos difíciles, no temas, Dios estará contigo, permite que Él sea quien tenga el control de tu vida.

A la batalla

a la batalla

¿Por qué Dios nos deja luchar? Esa pregunta solemos hacerla cuando estamos atravesando tiempos difíciles. La verdad es que, nadie le gusta atravesar por tiempos difíciles. Hay otra pregunta que también formulamos en esos momentos, ¿Por qué si Dios es tan amoroso permite que pasemos por tiempos difíciles? Los primero que quiero dejarte saber es que El entiende todas tus luchas.

Jesús el hijo de Dios, fue perseguido y probado en todo. Al igual que tú y yo, El tuvo grandes batallas. Pero El pudo vencer cada una de esas luchas, y lo hizo por amor a ti y a mí.

Pero te presento a alguien que también tuvo muchas luchas y con quien nos podemos identificar, fue perseguido y probado, este fracaso en muchas ocasiones, tuvo dudas y miedo, su nombre es Pedro. Este hombre aprendió de todas esas luchas, se levanto y fue restaurado por Jesucristo y fue el líder sobre el cual Jesús confió el liderato de su iglesia.

Pedro nos dice en su primera carta; 1 Pedro 4:12: Amados nos se sorprendan del fuego de prueba que ha venido, como si alguna cosa rara les sucediera.

Es inevitable, las luchas vendrán a nuestra vida, la biblia nos dice en Juan 16:33: Les he dicho todo lo anterior para que en mí tengan paz. Aquí en el mundo tendrán muchas pruebas y tristezas; pero anímense, porque yo he vencido al mundo.

No es la lucha en si lo que determina tu éxito o tu fracaso, no es lo que haces en la lucha lo que lo determina, sino lo que Dios está haciendo dentro de ti durante la lucha. ¿Hay alguna manera de evitar las luchas?

Puede que sí, pero aunque nos gustaría que las luchas fueran eliminadas, si eliminas la lucha, junto con ella eliminas el carácter, la madures y la profundidad que ellas traen, además que te podrías estarías alejando del plan de Dios para tu vida.

La lucha es una de las mejores universidades que nos brinda la vida para desarrollar nuestro carácter y nuestra fe. Provee lecciones que traen profundidad a nuestras vidas. Así que amigos y amigas, antes de pedir que las pruebas sean eliminadas de tu vida, piénsalo dos veces, y pregúntate que puedes aprender a través de esta lucha, que Dios está hablando a tu vida a través de ella y como una vez con la ayuda de Dios venzas esta prueba, puedes ayudar a otros atravesando la misma situación.

Por último te digo no desmayes, no te rindas. Cuando mas creas que estas por desfallecer es cuando Dios se hace más fuerte en tu vida. El jamás te abandonara, Hebreos 13:5 dice Nunca te dejare jamás te abandonare, así que amigo y amiga, esfuérzate y se valiente, no temas porque como dice la ya conocida reflexión “Huellas en la arena,” cuando veas un solo par de huellas en la arena es porque El te lleva en sus brazos, Dios te bendiga.

Toma lo que ya es tuyo

God.reachforHim

¿Alguna vez te has sentido que la vida no es justa y que a veces hay personas que no merecen recibir las bendiciones que tienen? Pues déjame decirte que no eres la única persona que piensa así, es más, estoy seguro que en diferentes ocasiones de la vida, nos hemos sentido así. Hay una historia en la biblia que muchos de nosotros conocemos. Trata acerca de dos hermanos, uno de ellos se rebela contra su padre y pide su herencia y decide marcharse con todo el dinero. Pero hoy yo quiero enfocarme, en el segundo hijo, del que no se habla mucho en esta historia.

Lucas 15: 28-31

El hermano mayor se enojó y no quiso entrar. Su padre salió y le suplicó que entrara, pero él respondió: “Todos estos años, he trabajado para ti como un burro y nunca me negué a hacer nada de lo que me pediste. Y, en todo ese tiempo, no me diste ni un cabrito para festejar con mis amigos.  Sin embargo, cuando este hijo tuyo regresa después de haber derrochado tu dinero en prostitutas, ¡matas el ternero engordado para celebrar!”.

Su padre le dijo: “Mira, querido hijo, tú siempre has estado a mi lado y todo lo que tengo es tuyo. Teníamos que celebrar este día feliz. ¡Pues tu hermano estaba muerto y ha vuelto a la vida! ¡Estaba perdido y ahora ha sido encontrado! 

Vemos como este joven se enojo cuando se entero que luego de su hermano haber malgastado todo el dinero de su herencia regreso y su padre no solo lo perdono, sino que hizo una fiesta en su honor.  El joven hermano, había sido fiel a su padre y se había quedado trabajando para su padre sin apartarse en ningún momento de él. Si nos ponemos en el lugar de este joven, quizás podemos decir que su reclamo hace sentido.

¿Cómo es posible que su hermano haya sido tan rebelde y se le haya perdonado tan fácil y restituido en la familia con todos los derechos que le tocaban? ¿Por qué si él nunca se había apartado de su padre no recibiera ni un cabrito para hacer una fiesta?

Pero me parece ver al padre decirle “¿por qué me estas pidiendo algo que ya tienes? Hijo, todo lo que yo tengo también te pertenece a ti, no tengo que darte permiso para tomar un cabrito y hacer una fiesta, todo lo que yo tengo es tuyo también ¡tú tienes el derecho de hacer la fiesta! Lamentablemente algunos creyentes se sienten como el hermano prodigo, a veces sienten envidia y piensan que no es justo que su “hermano” o “hermana” que acaba de regresar a los brazos de su padre estén recibiendo bendiciones que ellos piensan que no se merecen. Lo que sucede es que han estado enfocados en las bendiciones que reciben los demás y ¡no se han dado cuenta que ellos ya tienen esas bendiciones porque también son hijos!

La mayoría de los creyentes están esperando por algo que ya tienen. Nuestro padre no puede hacer otra cosa que alegrarse por los hijos que regresan a casa, y por cada hijo que regresa, es necesario hacer una fiesta, pero eso no quiere decir que olvido a los hijos que se han mantenido cerca de Él. Siempre recuerda que si eres hijo o eres hija, ya tú tienes acceso a las bendiciones de Dios, no tienes que esperar a que se te entregue en tus manos, simplemente ve a la alacena y toma lo que ya es tuyo.

Ponte en forma

Una de las resoluciones de año nuevo más comúnmente se escucha lo es el ponerse en forma. Hay mucha gente que cuando va finalizando un año ya van diciendo “Este nuevo año yo me pongo en shape, voy a rebajar esas libritas de más” o “Yo estoy muy flaco y quiero por lo menos tonificarme un poco”  Es por eso que todos los años en Enero las matriculas de los gimnasios suben, hasta por lo menos… finales de Enero. Ya ahí va bajando el empuje y la motivación que teníamos y así empezamos a faltar, ya no vamos 3 o 4 veces, ya solo tengo tiempo para 2 veces, y poco tiempo después encontramos la excusa indicada para dejar de asistir.

Las razones del porque dejamos de asistir varían, no tengo tiempo, se me hace difícil llegar, no estoy rebajando o sigo igual de flaco. Y bueno, después de probablemente muchos años sin hacer ejercicios nuestros cuerpos se deterioran, con la edad se va haciendo rebajar un poco más difícil, y créanme, no existen píldoras ni dietas milagrosas para rebajar ni para llenarnos de músculos. Si trasladamos este ejemplo al área espiritual, nos pasa básicamente lo mismo.

Comenzamos a asistir a la iglesia, entregamos nuestras vidas al Señor y nos ponemos súper motivados. Asistimos a todos los servicios, empezamos a conocer amigos y amigas, comenzamos a leer la biblia y a hacer un esfuerzo por orar. Pero según va pasando el tiempo nos damos cuenta que la vida cristiana no nos hace inmune a los problemas.

Las cuentas siguen llegando, el jefe en el trabajo me sigue tratando igual que antes y quizás nos trate peor, el compañero de trabajo difícil que está ahí como una piedrita en el zapato continua así todos los días y de la familia ni hablar. Entonces ya no vamos a todos los servicios, ya sólo vamos el domingo, y pues después de todo, Dios me entiende. El tiempo de leer la biblia, va en descenso y la oración más escasa que el agua en el desierto.

La  verdad es que al igual que con el ejercicio físico, el ejercicio espiritual requiere de algo que a veces no logramos dominar, se llama disciplina. Cuando recién comenzamos a hacer ejercicios en un gimnasio, no podemos levantar 200 libras para hacer ejercicios de pecho porque no tenemos la fortaleza suficiente para levantarlo. Pero según pasa el tiempo, si nos mantenemos entrenando, es posible que lo logremos.

El mismo Apóstol Pablo sabía que necesitaba ejercitarse espiritualmente con mucha disciplina, nos dice en 1 Corintios 9:27 Disciplino mi cuerpo como lo hace un atleta, lo entreno para que haga lo que debe hacer. De lo contrario, temo que, después de predicarles a otros, yo mismo quede descalificado.

Así mismo nuestro crecimiento espiritual es uno gradual, paso a paso. La palabra de Dios es la que poco a poco nos dará la fortaleza para seguir creciendo e ir tonificando nuestros músculos espirituales. Cuando empezamos a leerla, es probable que encontremos muchas cosas que no entendamos, pero no te desanimes, eso nos pasa a todos.

Pero según adquirimos la disciplina de leerla, nuestro entendimiento se va expandiendo, según nuestros músculos se expanden con el ejercicio físico, cuando te encuentres con algo que no entiendes, no hay problema, acércate a tu pastor o pastora, donde algún líder o alguna persona de confianza que sea un poco más maduro en el Señor y te pueda explicar. Poco a poco verás el crecimiento y te sentirás fortalecido y veras el cambio en tu vida y como los demás notaran la diferencia.

¿ Tienes a Jesús en el barco?

bote

Hoy en día existen tantas cosas a nuestro alrededor que nos llenan de ansiedad. El crimen, la droga y la violencia arropan sin control nuestra isla y por lo que se ve en los noticieros, arropa también el resto del planeta.  Ya casi ni podemos salir a la calle sin el temor de que algo nos pueda pasar a nosotros o nuestra familia. La economía está en un nivel muy bajo no solo en Puerto Rico, sino en diferentes partes del mundo.

A la misma vez llegan las preocupaciones de si ¿Me quedaré sin trabajo? ¿Cómo pagaré la casa, el auto, la luz, el agua y la compra? Y así podríamos seguir añadiendo las cosas que causan temor o ansiedad a la gente. Es una realidad que en momentos llegara el temor y la preocupación. Pero algunas personas no se preocupan de forma ocasional, sino que se preocupan de forma recreativa, o sea, lo han hecho un estilo de vida. Tal vez ni siquiera puedas recordar la ultima ocasión en que no estuviste preocupado por algo, de hecho te asusta el no estarlo.

Muchas veces este tipo de comportamiento lo aprendemos de la gente más cercana a nosotros, ya sea amistades, familia o nuestra pareja. Este tipo de ansiedad de la que Dios quiere librarnos no se refiere solo a los pensamientos de temor, sino que nos quiere librar de la ansiedad tóxica, que es la que hace que los pensamientos negativos persistentes nos hagan sentir derrotados se mantenga dando vueltas en nuestras mentes. Lamentablemente también, el desánimo y el temor son sumamente contagiosos. Dios te ama, y al amarte echa fuera todos tus temores.

La Biblia nos dice en 1 Juan 4:18: En esa clase de amor no hay temor, porque el amor perfecto expulsa todo temor.

2 de Timoteo nos reafirma esto al decirnos: Porque no nos ha dado Dios un espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio. Dios ya nos ha dado a los que confiamos en el todas las herramientas necesarias para vencer toda prueba y amenaza. El poder que El nos entrego nos pertenece y por tanto tenemos la autoridad y el derecho para utilizarlo. Ese mismo poder nos llena de una energía y una vitalidad espiritual que es efectiva y productiva.

Las situaciones difíciles continuaran llegando, los problemas y la ansiedad seguirán tratando de tocar a tu puerta, pero siempre que lleguen recuerda que el perfecto amor de Dios echa fuera el temor. Los dejo con este ultimo pensamiento de John Ortberg : La paz no proviene de encontrar un lago sin tormentas.Viene de tener a Jesús en el barco.

En el asiento del pasajero

BMW-650i-steering-wheel

Que difícil se nos hace a los seres humanos el no sentirnos en control. Cuando nos enfrentamos a un situación en la que sabemos que no podemos hacer nada nos causa molestia.Muchos piensan que hay dos formas de hacer las cosas ;la manera incorrecta o a mi manera. Es como cuando estamos acostumbrados a manejar nuestro vehículo y llega un día que por alguna razón tenemos que entregar las llaves dejar manejar a otra persona.

En ese momento estamos sentados en el asiento del pasajero y sin el volante en la mano, pero en nuestra mente seguimos al volante del vehículo, pensando en de que manejaríamos en ese momento, si aumentaríamos o reduciríamos la velocidad, si creemos que había un camino mas seguro o mas corto, en fin, aparenta que cedimos el control del automóvil y en lo físico si, pero realmente dentro de nosotros seguimos en control porque pensamos que nadie maneja mejor que nosotros.

De esa misma manera en el sentido espiritual muchos piensan que Jesús es lo suficientemente bueno para ir en el asiento del pasajero pero no para ir al volante de nuestras vidas, porque si Él esta en control significa que ya nosotros no lo estamos. Le permitimos manejar en algunas ocasiones cuando yo lo decida, si es un viaje corto y de menor importancia, pero que difícil es entregarle el total control de nuestras vidas.

Cuando Él esta en control significa que ya no solo hacemos lo que nos satisface a nosotros, sino lo que es la voluntad de Dios. Significa que ya nuestro tiempo no solo lo dedicamos para nosotros, sino que nuestro tiempo es de Él y debemos utilizarlo sabiamente, cuando Jesús esta en control significa que ya no damos rienda suelta a nuestras emociones sin control como el coraje, el odio, los resentimientos sino que ejercemos el dominio propio, el amor y nos preguntamos ¿Que haría Jesús? antes de actuar.

Cuando dejamos que el sea quien maneja, estamos dejando a un lado nuestro ego y admitiendo que cuando Él esta en control las cosas van mejor. La rendición no es lo mismo que la pasividad, la voluntad de Dios para tu vida incluye el ejercer la creatividad, tomar decisiones y tener iniciativa. La entrega no significa dejarse pisotear, significa que tendrás que pelear para dejar a un lado el status quo.

Cuando decido entregar mi vida a Dios estoy ofreciéndole mi obediencia. Hago lo que el dice, ya no estoy en control, y si lo pensamos bien, no hay duda que es la mejor decisión que podemos tomar. Cuando me rindo, no solo entrego mi voluntad, sino que también puedo dejar a un lado la carga de que los resultados dependen de mi.

Gálatas 2:20:Mi antiguo yo ha sido crucificado con Cristo. Ya no vivo yo, sino que Cristo vive en mí. Así que vivo en este cuerpo terrenal confiando en el Hijo de Dios, quien me amó y se entregó a sí mismo por mí.

( Todos los derechos de autor pertenecen a José Rene Berrios) https://www.facebook.com/jrberriosblog  https://twitter.com/jrberrios28

Agradecido II

En 1993 exactamente un año después de mi hermana haber sido detectada con Leucemia, mi mamá fue diagnosticada con cáncer del seno. De ese momento en adelante comenzó otra dura batalla para toda mi familia. A pesar que desde un principio cuando fue diagnosticada el médico no dio muchas esperanzas, mi mamá nunca perdió su fe y siempre tuvo la certeza que Dios la podía sanar.

Fueron muchos los tratamientos que atravesó de quimio y radioterapias, en muchas ocasiones había parecido que había vencido el cáncer, pero tiempo después reaparecía en otra parte de su cuerpo, a pesar de eso, nunca se decepcionó y su fe nunca la perdió. Mi mamá fue un ejemplo en todos los sentidos para mi, además de su fe inquebrantable tenía un tremendo sentido del humor, siempre tenía un chiste y una ocurrencia, gracias a la manera que era, contaba con muchas amistades y herman@s en la fe que siempre estaban pendientes de ella.

Yo siempre fui bien apegado a mi mamá, ¿Comó no serlo si ella era tan especial? Luego de 5 años batallando con el cáncer, mi mamó partió con el Señor, pero el legado que dejó en mi vida y en mi corazón aún están intactos. Todo lo que soy hoy día, se lo debo en gran parte a mi mamá y a Dios, la extraño con todo mi corazón cada día, pero tengo la certeza que nos volveremos a ver cuando acaben mis días aquí en esta tierra y corra a abrazarla y besarle.

Los años que pasaron luego de la partida de mami, fueron difíciles, no solo por su pérdida, sino por estar librando mis propias batallas por mi timidez y falta de confianza en mí mismo. Llegó el momento en que me sentí totalmente sólo, abandonado, pero eso era solo mi percepción, ya que nunca lo estuve porque Dios nunca se apartó de mi lado. No fue hasta que decidí entregar todas esas inseguridades y mis dudas y le dije al Señor toma tu el control de mi vida que todo comenzó a cambiar para mí.

Inmediatamente comencé a sentir a Dios trabajando en mi vida, vi las cosas desde otro punto de vista, mi fe comenzó a crecer más y más y decidí tomar el ejemplo de mi mamá y a luchar sin importar la situación. Unos años después llego el amor de mi vida, mi esposa Yanira y desde entonces ha sido una aventura, entre Dios, Yanira y Yo. Hoy más que nunca doy gracias a Dios por todo lo que es en mi vida y en la de mi esposa, tengo el privilegio de servir con ella de líderes de jóvenes en nuestra iglesia y se que esto es solo el comienzo.

Doy gracias a Dios por los amigos y amigas que ha puesto en el camino, no saben lo especial que son para nosotros. Dios ha hecho muchas promesas para nuestras vidas, y hacia eso nos encaminamos con mucha alegría y expectación. Gracias Dios por estos 35 años que me permites cumplir, han sido llenos de experiencias, alegrías y sueños y sé que muchas más nos esperan.

Agradecido

Un día como hoy hace ya 35 años tuve el privilegio de llegar a este mundo. Para los que no me conocen, se puede decir que soy un milagro, ya que mis padres intentaron por 6 años tener hijos sin éxito. Hasta que con la mucha fe de ellos y por la gracia de Dios nací un 5 de Enero de 1977. Los recuerdos que tengo de mi niñez son todos buenos, al ser hijo único en ese tiempo recibía muchas atenciones y el amor de mi familia.

De niño siempre fui muy tímido, hablaba muy poco con la gente que no conocía, solía tener pocos amigos y era muy dedicado en la escuela, me gustaba mucho estudiar y mi materia favorita era el inglés. Cuando tenía 7 años nació mi hermana Mónica y gracias a ella ya no estaba solo, ya tenía con quien jugar ! Aunque de niño mi mamá siempre me enseñó orar, no fue hasta que tenía 11 años que gracias a mis abuelos maternos, mis papas y yo conocimos a Dios.

Ese momento fue uno de los más lindos en mi vida, vi como la vida de mi familia había tomado un giro para bien. Había un ambiente aún mucho más alegre y de paz. Yo me sentía en casa, me fascinaba asistir a la iglesia, cantar, escuchar al pastor y compartir con otras personas.

El comienzo del año 1992 fue uno de los más difíciles de mi vida. Mi hermana de sólo 7 años había sido diagnosticada con leucemia y no le daban muchas esperanzas de vida, fue un tiempo sumamente difícil, donde se tuvieron que hacer colectas de sangre y ver a mi hermana pasar por los difíciles tratamientos de quimioterapia y radioterapia.

Gracias a Dios contamos con las oraciones de muchas personas, la inquebrantable fe de mi mamá, el esfuerzo de mi padre por sustentarnos durante ese tiempo y por supuesto la fe y el deseo de luchar de mi hermana. Para finales del 1992 mi hermana fue declarada sana y libre de leucemia gracias a Dios

En ese mismo año para el mes de Junio llegamos a la Iglesia Cristiana Emmanuel de Las Piedras. Aquí encontré mi verdadera casa, nos recibieron con los brazos abiertos desde el principio, a pesar de mi timidez y lo poco que hablaba la gente y los amigos me seguían buscando y gracias a los pastores y sus hijos que cargaban conmigo a diferentes lugares. Fue aquí donde recibí mis primeras oportunidades de servir en la casa de Dios, hice mis primeros viajes misioneros y a donde fui moldeado por Dios y por el liderazgo de mis pastores y demás lideres.

No hay palabras para agradecer a Eliudy y Nilsa Jurado por sus enseñanzas, por su paciencia y su amor para conmigo por tantos años, los amo y no importa a donde vaya o en donde este, siempre serán mis pastores. Se que ya he hablado mucho pero falta un poco más, mañana estaré contando el final de mi testimonio por estos pasados 35 años. A continuación les dejo un link con unas pocas fotos de diferentes etapas de mi vida.

Jose_bday

Re Start

Casi siempre cuando un año termina o esta a punto de terminar comenzamos a hacer al menos un análisis mental de las cosas que sucedieron a través de todo ese año.

Las resoluciones o metas que nos fijamos, las cosas que nos propusimos hacer, como perder peso, saldar una deuda, conseguir un mejor empleo o subir de posición en nuestro empleo actual e inclusive metas espirituales como leer mas la biblia, dedicar mas tiempo a la oración ,asistir mas seguido a la iglesia o comenzar a asistir a una iglesia.

Generalmente cuando un año empieza estamos entusiasmados con las resoluciones y metas que queremos alcanzar, pero muchas veces según van pasando los días ese entusiasmo comienza a disminuir y poco a poco dejamos de tomar esos pasos necesarios para alcanzar lo que nos propusimos y al final de año nos damos cuenta que la mayoría de las cosas que nos propusimos no fueron cumplidas.

El darnos cuenta que no alcanzamos lo que anhelábamos nos causa frustración y desilusión, comenzamos a buscar pretextos de los porqués no lo logramos, los problemas, la economía, el gobierno, el esposo o la esposa y en muchas ocasiones culpamos a Dios por nuestros fracasos.

Pero sinceramente si nos sentamos a analizar las cosas el motivo principal por lo que no alcanzamos esas metas es por que perdimos nuestro enfoque, perdimos las ganas y por ende, perdimos la fe en que lo lograríamos. Esto es algo que nos ha pasado a todos.

Pero no hay razón para perder la esperanza porque Dios es el Dios de las oportunidades, no importa las veces que fallemos, el siempre esta dispuesto a darnos otra oportunidad. En Isaias 43:18-19 nos dice Pero olvida todo eso; no es nada comparado con lo que voy a hacer. Pues estoy a punto de hacer algo nuevo. ¡Mira, ya he comenzado! ¿No lo ves? Haré un camino a través del desierto; crearé ríos en la tierra árida y baldía.

En estos versículos Dios nos dice claramente que olvidemos el pasado y nos enfoquemos en el presente y lo que Dios va a hacer sera aún mas grande y mejor de lo que en algún momento pensamos y no solo eso ! sino que ya el comenzó a hacerlo ! aunque quizás no te has dado cuenta por estar enfocado en lo que ya pasó. El escritor John Ortberg dice ” La vida no es un logro o una experiencia en particular. El objetivo más importante de tu vida no es lo que haces, sino en quién te transformas”

Hoy es tu momento, hoy es un nuevo comenzar, así que enfocate nuevamente en esas metas, esos sueños que sabes que Dios ha puesto en tu corazón y dale prioridad. Hay cosas que sabemos que aunque no son malas nos roban el tiempo, nos distraen y nos atrasan. ¿Que estas dispuesto a eliminar de tu vida por alcanzar tus sueños y metas?

Powered by WordPress
%d bloggers like this:
googled17ffe9d777f6a44.html www.hypersmash.com