Archive for the ‘Pensamientos’ Category

El más grande amor

Esta semana se celebra mundialmente el amor. Pero el amor no es cosa de celebrarse sólo una semana, sino que es algo que debemos celebrar todos los días. Entiendo el punto de dedicar una semana en específico al año para celebrarlo, especialmente en el área comercial es genial para ellos ya que se celebra de diferentes maneras el amor y les deja muchas ganancias financieras, y claro, no tengo nada en contra de que dediquen esta semana a celebrar el amor, yo también lo celebro junto a mi esposa.

Pero si nos sentamos a analizarlo ¿Qué es el amor? ¿Es un sentimiento? ¿Una emoción? Mucha gente puede clasificarlo en una de esas dos opciones. Pero hay un elemento más importante, es que amar es una decisión. Es la decisión de comprometerse a buscar el bien de los demás sin velar por nuestro propio beneficio y sin importar las circunstancias, esto es el verdadero amor. La Biblia nos afirma que Dios es amor, no que Dios tiene amor, no que Dios siente amor, sino que Dios es amor, su esencia está basado en el amor.

Juan 3:16: Pues Dios amó tanto al mundo que dio a su único Hijo, para que todo el que crea en él no se pierda, sino que tenga vida eterna.

Algunas versiones de la Biblia dicen “porque de tal manera” y esta expresión nos habla de la gran intensidad de su amor por nosotros. El padre entregó a su único hijo, para que muriera en tu lugar y en mi lugar y por medio de esa muerte pudiéramos recibir el perdón de nuestros pecados y una vida eterna junto a Él en el cielo. Si tratamos de describir el amor que Dios siente por nosotros probablemente nos quedemos cortos, porque este amor es uno que no tiene comparación. A pesar que en ocasiones lo rechazamos, a pesar que muchos lo ignoran, a pesar que decidimos en algún momento darle la espalda, su amor por nosotros nunca cambio, siempre siguió amándonos de manera incondicional.

Y es que no hay manera en que nos podamos ganar el amor de Dios, el decidió amarnos a pesar de nosotros. Así que esta semana, cada vez que escuches o veas en algún lugar la palabra amor, te pido que recuerdes el más grande amor, el amor que no tiene comparación, el amor de Dios por ti. Les dejo este pensamiento de John Ortberg del libro Un amor más allá de la razón.

Existe un tipo de amor, un amor que crea valor en lo que se ama. Hay un amor que convierte las muñecas de trapo en tesoros invaluables. Hay un amor que se agarra a las criaturitas de trapo, por razones que nadie podría ni siquiera imaginar y las hace preciosas y de un valor incalculable. Este es el amor más allá de la razón. Ese es el amor de Dios. Es el amor con que nos ama a usted y a mí.

¿Haz conocido el amor de Dios? ¿ Te gustaría conocerlo?

Equipaje

Si alguna vez has viajado, y si eres latino te darás cuenta que cuando vamos a hacer un viaje, ya sea por avión, barco, tren o algún vehículo llevamos una gran cantidad de equipaje, inclusive si el viaje es corto.

Y es que en realidad no queremos dejar nada que creamos necesitar. Las chicas quieren llevar el secador de pelo, la plancha para el pelo, sus maquillajes, varios pares de zapatos, camisas, pantalones, faldas, broches para el cabello, prendas etc etc.

Si eres chico tal vez no llevas tanta ropa o zapatos pero simplemente hay algo en nosotros que no nos permite guardar bien la ropa que llevamos.

La mayoría de las personas suelen llevar más de una maleta. Luego si viajas por avión, en el aeropuerto cuando tienes que entregar el equipaje y es pesado en la balanza, indica que hay un sobrepeso en el equipaje. ¿Por qué sucede esto?

Como mencioné anteriormente, cuando viajamos se nos hace difícil dejar  cosas a las que estamos acostumbrados, y seguimos añadiendo al equipaje, hasta que prácticamente no cabe más, luego se convierte para nosotros en una carga difícil de llevar.

Pues sabes, eso también nos sucede en nuestra vida. Llevamos cargando cosas por mucho tiempo, ya no tienen ningún uso en nuestras vidas, pero estamos tan acostumbrados a ellas que no creemos poder vivir sin esas cargas.

Esas cargas que sigues llevando, ya no son ni necesarias en tu vida, pero simplemente no sabes como desprenderte de ellas, se han vuelto tan pesadas que ya, hasta se te hace difícil seguir cargándolas, pero simplemente te niegas a dejarlas.

Ese sobrepeso que llevas en tu equipaje por la vida, pueden ser rencores, enojos, frustraciones, dolor por una pérdida, una relación terminada, en fin, pueden ser tantas razones. ¿Por qué?

Muchas veces tomamos la decisión de no soltar esas cargas, no queremos perdonar, no queremos dejar de estar enojados, no aceptamos las pérdidas en nuestra vida y preferimos quedarnos en el pasado. Pero yo te quiero ofrecer una mejor alternativa.

La Biblia nos dice en Salmos 55:22: Entrégale tus cargas al SEÑOR, y él cuidará de ti; no permitirá que los justos tropiecen y caigan.

No es necesario que sigas llevando esas cargas, y menos tu solo. Dios desea ayudarte a llevar cada una de esas cargas, es más el desea quitarte esas cargas innecesarias en tu vida, pero solo puede hacerlo si decides confiar en El y decides entregarle tus cargas.

1 Pedro 5:7: Pongan todas sus preocupaciones y ansiedades en las manos de Dios, porque él cuida de ustedes.

Entonces si Dios desea quitarte tus carga ¿ Porque no entregárselas? Debemos de poner todas nuestras preocupaciones, nuestras frustraciones, nuestros enojos, el rencor, el dolor, cualquier cosas que te provoque una carga difícil de llevar, no la cargues más y déjalo en la manos de Dios.

A la batalla

¿Por qué Dios nos deja luchar? Esa pregunta solemos hacerla cuando estamos atravesando tiempos difíciles. La verdad es que, nadie le gusta atravesar por tiempos difíciles. Hay otra pregunta que también formulamos en esos momentos, ¿Por qué si Dios es tan amoroso permite que pasemos por tiempos difíciles? Los primero que quiero dejarte saber es que El entiende todas tus luchas.

Jesús el hijo de Dios, fue perseguido y probado en todo. Al igual que tú y yo, El tuvo grandes batallas. Pero El pudo vencer cada una de esas luchas, y lo hizo por amor a ti y a mí.

Pero te presento a alguien que también tuvo muchas luchas y con quien nos podemos identificar, fue perseguido y probado, este fracaso en muchas ocasiones, tuvo dudas y miedo, su nombre es Pedro. Este hombre aprendió de todas esas luchas, se levanto y fue restaurado por Jesucristo y fue el líder sobre el cual Jesús confió el liderato de su iglesia.

Pedro nos dice en su primera carta; 1 Pedro 4:12: Amados nos se sorprendan del fuego de prueba que ha venido, como si alguna cosa rara les sucediera.

Es inevitable, las luchas vendrán a nuestra vida, la biblia nos dice en Juan 16:33: Les he dicho todo lo anterior para que en mí tengan paz. Aquí en el mundo tendrán muchas pruebas y tristezas; pero anímense, porque yo he vencido al mundo.

No es la lucha en si lo que determina tu éxito o tu fracaso, no es lo que haces en la lucha lo que lo determina, sino lo que Dios está haciendo dentro de ti durante la lucha. ¿Hay alguna manera de evitar las luchas?

Puede que sí, pero aunque nos gustaría que las luchas fueran eliminadas, si eliminas la lucha, junto con ella eliminas el carácter, la madures y la profundidad que ellas traen, además que te podrías estarías alejando del plan de Dios para tu vida.

La lucha es una de las mejores universidades que nos brinda la vida para desarrollar nuestro carácter y nuestra fe. Provee lecciones que traen profundidad a nuestras vidas. Así que amigos y amigas, antes de pedir que las pruebas sean eliminadas de tu vida, piénsalo dos veces, y pregúntate que puedes aprender a través de esta lucha, que Dios está hablando a tu vida a través de ella y como una vez con la ayuda de Dios venzas esta prueba, puedes ayudar a otros atravesando la misma situación.

Por último te digo no desmayes, no te rindas. Cuando mas creas que estas por desfallecer es cuando Dios se hace más fuerte en tu vida. El jamás te abandonara, Hebreos 13:5 dice Nunca te dejare jamás te abandonare, así que amigo y amiga, esfuérzate y se valiente, no temas porque como dice la ya conocida reflexión “Huellas en la arena,” cuando veas un solo par de huellas en la arena es porque El te lleva en sus brazos, Dios te bendiga.

Obra en construcción

 

Creo que cada uno de nosotros hemos visto edificios, monumentos o alguna estructura que nos deje impresionados cuando las vimos. A través de la historia muchas edificaciones han llamado la atención del ser humano. Algunas de estas estructuras tardaron muchos años en construirse, ya que eran estructuras impresionantes. Una de estas grandes estructuras lo es la famosa Gran muralla china. Se dice que unas 400.000 personas trabajaron en la construcción, no obstante, la Gran Muralla siguió creciendo durante más de 1,500 años, con distintos materiales y características dependiendo de la región.

El famoso Coliseo Romano donde se enfrentaban los gladiadores de esa época se tardo cerca de 12 años en ser construido. En la época moderna, las ya desaparecidas Torres Gemelas comenzaron a construirse en el 1966 y se terminaron en el 1973, aproximadamente 7 años en ser terminadas. Miguel Ángel tardo cerca de 4 años y medio en terminar de pintar el techo de la capilla Sixtina. Y existen muchas otra grandes y famosas obras que tardaron muchos años en ser terminadas.

Quizás te preguntaras ¿Por qué te cito todos estos ejemplos? Solo para decirte que tu también eres una obra en construcción, y el edificador lo es el mismo Dios. Es posible que te preguntes ¿Por que eres como eres? Tus gustos, tus talentos, tu forma de ser, sabes Dios te creo con un propósito en la vida, el diseño tu plano desde mucho antes que nacieras: Salmo 139: Tú creaste las delicadas partes internas de mi cuerpo y me entretejiste en el vientre de mi madre ¡Gracias por hacerme tan maravillosamente complejo! Tu fino trabajo es maravilloso, lo sé muy bien.

Qué bueno que no somos cualquier cosa, Dios se tomo su tiempo en diseñarnos! Somos su obra maestra. Pero quizás digas: “No me gusta como soy” hay cosas en mi que no me agradan, digo muchas cosas de las que luego me arrepiento, hago cosas de las que me avergüenzo, me encuentro lejos de Dios o estoy buscando a Dios pero parece que no estoy logrando ningún avance. Si es así como piensas, te tengo buenas noticias, Dios aún no ha terminado contigo, sigues siendo una obra en construcción.

Filipenses 1:6:Y estoy seguro de que Dios, quien comenzó la buena obra en ustedes, la continuará hasta que quede completamente terminada el día que Cristo Jesús vuelva.

Dios aun continua trabajando en tu vida, pero la mejor manera para que El continué su obra en el es que tu se lo permitas. Sabes, toda edificación necesita unos planos para realizarse, pero también se necesitan unos permisos para que esa edificación pueda ser construida. Dios es el arquitecto de tu vida, el te conoce de arriba a abajo, te conoce más de lo que tú te conoces a ti mismo. Dios seguirá trabajando en tu vida con amor, con paciencia, tu eres su gran obra maestra, eres único o única, aunque seas gemelo, no hay nadie que sea exactamente igual a ti, el se tomo su tiempo en diseñarte, permítele ser el arquitecto de tu vida, jamás te arrepentirás.

La radiografía

¿Te has hecho alguna vez una radiografía? Las radiografía es una imagen digital que permite al doctor poder examinar una o más  áreas dentro de tu cuerpo para saber si hay algo mal en esa área. Yo he tenido que hacerme varias, recuerdo en especial una que me hizo mi ortodoncista para examinar cómo estaban alineados mis dientes y poder así arreglar lo que estuviera torcido o dañado.

Tal y como la radiografía nos ayuda para examinar nuestros huesos y órganos internos nosotros podemos pedirle a Dios que nos realice una radiografía de nuestro estado espiritual. Hay ocasiones que tenemos ciertas actitudes, pensamientos, acciones y pecados que no nos hemos percatado que lo estamos haciendo. A veces sabemos que hay algo dentro de nosotros que no está bien, pero no estamos seguros que es. Buscamos y buscamos, pero como que no podemos hallar que nos sucede. Algo parecido fue lo que le sucedió al rey David.

En el Salmo 139:23-24 nos dice: Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; pruébame y conoce los pensamientos que me inquietan. Señálame cualquier cosa en mí que te ofenda
y guíame por el camino de la vida eterna.

David es conocido como el hombre de acuerdo al corazón de Dios. Y no se le conocía así por que era perfecto, sino por su sinceridad. A través de la biblia podemos ver como en muchas ocasiones David fallo, pero una vez se dio cuenta o le fue señalado, no dudaba en ir arrepentido delante de Dios y confesar su pecado. En este Salmo en especifico, David invita a Dios a examinar su corazón, sus pensamientos y que le revelara si había algo que no le agradara dentro de el.

David no quería que hubiera en el nada que no fuera de acuerdo a la voluntad de Dios. La verdad es que no hay nada de nosotros que Dios ya no conozca. Tal y como David lo hizo, nosotros podemos pedirle a Dios que nos examine y nos revele si hay algo en nosotros que no le agrada, pero cuidado, esta oración es peligrosa, si la haces tienes que estar preparado o preparada para que Dios te muestre lo que le estas pidiendo.

Creo que todos en algún momento debemos hacer esta oración, no hay nada mejor que hacer la voluntad de Dios. El sabe que no somos perfectos, pero demanda de nosotros que seamos sinceros delante de él y confesemos nuestros pecados y los entreguemos a Él. Dios es un Dios bueno y solo desea lo mejor para sus hijos, así que no tengas miedo, ven delante de Él tal y como eres y permite que El sea tu guía  y te revele el camino por el que debes andar.

A toda hora

Dios esta disponible para nosotros A Toda Hora y cualquier día de la semana y en cualquier lugar en donde estemos. En el Salmo 139:7-8, vemos a David decir “ ¿ A donde podría ir, lejos de tu espíritu? ¿ A donde huiría, lejos de tu presencia? Si yo subiera a las alturas de los cielos, allí estas tú; y si bajara a las profundidades de la tierra, también estas allí“.

A través de estos versículos podemos ver dos cosas importantes:

  • Dios esta presente en cualquier lugar que vayamos.
  • No hay manera que podamos escondernos de EL.

Uno de los nombres que podemos llamar a Dios, es Jehová Shammah, que significa “ El Señor esta presente“ eso nos enseña que la presencia de Dios no esta limitada al templo, sino que esta accesible a todos los que le aman.

¿Pero, en realidad, Dios sigue estando cerca? La biblia responde a esa pregunta en Hebreos 13:5, ” Nunca te dejare; jamas te abandonare” y en Mateo 28:20 nos dice Jesús ” Y les aseguro que estaré con ustedes siempre , hasta el fin del mundo” Podemos ver la constante promesa de Dios de nunca dejarnos solos a través de toda su palabra.

Luego de que Moisés murió, el pueblo de Israel se paro a la orilla del rio mirando hacia la tierra prometida. Dios había puesto a Josué a cargo del pueblo, pero Josué estaba nervioso por que sabia que no seria fácil llenar las sandalias de Moisés. En el primer capitulo del libro de Josué, Dios le habla para llenarlo de aliento y le pide que sea fuerte y valiente, por que El estaría con Josué y no lo dejaría ni lo abandonaría y lo acompañaría a donde el vaya.

Nuestro padre celestial siempre esta pendiente de sus hijos, esta dispuesto a ayudarnos sin importar ni el día ni la hora. El Salmo 121:7-8 nos dice ” Jehová te guardará de todo mal, el guardará tu alma. Jehová guardará tu salida y tu entrada desde ahora y para siempre” . Entonces si esto es así ¿por que dudamos a veces?

  • Dios nos protege de cualquier situación.
  • Nos ayuda en nuestras actividades diarias.
  • Nos protege desde que salimos de nuestro hogar hasta el momento en que regresamos.

El tan solo espera que nos comuniquemos con el y le pidamos su ayuda para cada situación. Cuantos recuerdan cuando alguien decía “ ¿Y ahora quien podrá ayudarme? y aparecía el chapulin colorado? pues así de rápido llega Dios en nuestra ayuda cuando le invocamos.

Para terminar quiero dejarles con este video que muestra un ejemplo de la gran protección de un padre o una madre para sus hijos, mas aun nos protegerá Dios que es perfecto y prometió cuidar de nosotros. Y recuerden, Dios esta disponible para cada uno de nosotros ATH- 24/7.

Toma lo que ya es tuyo

¿Alguna vez te has sentido que la vida no es justa y que a veces hay personas que no merecen recibir las bendiciones que tienen? Pues déjame decirte que no eres la única persona que piensa así, es más, estoy seguro que en diferentes ocasiones de la vida, nos hemos sentido así. Hay una historia en la biblia que muchos de nosotros conocemos. Trata acerca de dos hermanos, uno de ellos se rebela contra su padre y pide su herencia y decide marcharse con todo el dinero. Pero hoy yo quiero enfocarme, en el segundo hijo, del que no se habla mucho en esta historia.

Lucas 15: 28-31

El hermano mayor se enojó y no quiso entrar. Su padre salió y le suplicó que entrara, pero él respondió: “Todos estos años, he trabajado para ti como un burro y nunca me negué a hacer nada de lo que me pediste. Y, en todo ese tiempo, no me diste ni un cabrito para festejar con mis amigos.  Sin embargo, cuando este hijo tuyo regresa después de haber derrochado tu dinero en prostitutas, ¡matas el ternero engordado para celebrar!”.

Su padre le dijo: “Mira, querido hijo, tú siempre has estado a mi lado y todo lo que tengo es tuyo. Teníamos que celebrar este día feliz. ¡Pues tu hermano estaba muerto y ha vuelto a la vida! ¡Estaba perdido y ahora ha sido encontrado! 

Vemos como este joven se enojo cuando se entero que luego de su hermano haber malgastado todo el dinero de su herencia regreso y su padre no solo lo perdono, sino que hizo una fiesta en su honor.  El joven hermano, había sido fiel a su padre y se había quedado trabajando para su padre sin apartarse en ningún momento de él. Si nos ponemos en el lugar de este joven, quizás podemos decir que su reclamo hace sentido.

¿Cómo es posible que su hermano haya sido tan rebelde y se le haya perdonado tan fácil y restituido en la familia con todos los derechos que le tocaban? ¿Por qué si él nunca se había apartado de su padre no recibiera ni un cabrito para hacer una fiesta?

Pero me parece ver al padre decirle “¿por qué me estas pidiendo algo que ya tienes? Hijo, todo lo que yo tengo también te pertenece a ti, no tengo que darte permiso para tomar un cabrito y hacer una fiesta, todo lo que yo tengo es tuyo también ¡tú tienes el derecho de hacer la fiesta! Lamentablemente algunos creyentes se sienten como el hermano prodigo, a veces sienten envidia y piensan que no es justo que su “hermano” o “hermana” que acaba de regresar a los brazos de su padre estén recibiendo bendiciones que ellos piensan que no se merecen. Lo que sucede es que han estado enfocados en las bendiciones que reciben los demás y ¡no se han dado cuenta que ellos ya tienen esas bendiciones porque también son hijos!

La mayoría de los creyentes están esperando por algo que ya tienen. Nuestro padre no puede hacer otra cosa que alegrarse por los hijos que regresan a casa, y por cada hijo que regresa, es necesario hacer una fiesta, pero eso no quiere decir que olvido a los hijos que se han mantenido cerca de Él. Siempre recuerda que si eres hijo o eres hija, ya tú tienes acceso a las bendiciones de Dios, no tienes que esperar a que se te entregue en tus manos, simplemente ve a la alacena y toma lo que ya es tuyo.

¿ Tienes a Jesús en el barco?

Hoy en día existen tantas cosas a nuestro alrededor que nos llenan de ansiedad. El crimen, la droga y la violencia arropan sin control nuestra isla y por lo que se ve en los noticieros, arropa también el resto del planeta.  Ya casi ni podemos salir a la calle sin el temor de que algo nos pueda pasar a nosotros o nuestra familia. La economía está en un nivel muy bajo no solo en Puerto Rico, sino en diferentes partes del mundo.

A la misma vez llegan las preocupaciones de si ¿Me quedaré sin trabajo? ¿Cómo pagaré la casa, el auto, la luz, el agua y la compra? Y así podríamos seguir añadiendo las cosas que causan temor o ansiedad a la gente. Es una realidad que en momentos llegara el temor y la preocupación. Pero algunas personas no se preocupan de forma ocasional, sino que se preocupan de forma recreativa, o sea, lo han hecho un estilo de vida. Tal vez ni siquiera puedas recordar la ultima ocasión en que no estuviste preocupado por algo, de hecho te asusta el no estarlo.

Muchas veces este tipo de comportamiento lo aprendemos de la gente más cercana a nosotros, ya sea amistades, familia o nuestra pareja. Este tipo de ansiedad de la que Dios quiere librarnos no se refiere solo a los pensamientos de temor, sino que nos quiere librar de la ansiedad tóxica, que es la que hace que los pensamientos negativos persistentes nos hagan sentir derrotados se mantenga dando vueltas en nuestras mentes. Lamentablemente también, el desánimo y el temor son sumamente contagiosos. Dios te ama, y al amarte echa fuera todos tus temores.

La Biblia nos dice en 1 Juan 4:18: En esa clase de amor no hay temor, porque el amor perfecto expulsa todo temor.

2 de Timoteo nos reafirma esto al decirnos: Porque no nos ha dado Dios un espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio. Dios ya nos ha dado a los que confiamos en el todas las herramientas necesarias para vencer toda prueba y amenaza. El poder que El nos entrego nos pertenece y por tanto tenemos la autoridad y el derecho para utilizarlo. Ese mismo poder nos llena de una energía y una vitalidad espiritual que es efectiva y productiva.

Las situaciones difíciles continuaran llegando, los problemas y la ansiedad seguirán tratando de tocar a tu puerta, pero siempre que lleguen recuerda que el perfecto amor de Dios echa fuera el temor. Los dejo con este ultimo pensamiento de John Ortberg : La paz no proviene de encontrar un lago sin tormentas.Viene de tener a Jesús en el barco.

En el asiento del pasajero

Que difícil se nos hace a los seres humanos el no sentirnos en control. Cuando nos enfrentamos a un situación en la que sabemos que no podemos hacer nada nos causa molestia.Muchos piensan que hay dos formas de hacer las cosas ;la manera incorrecta o a mi manera. Es como cuando estamos acostumbrados a manejar nuestro vehículo y llega un día que por alguna razón tenemos que entregar las llaves dejar manejar a otra persona.

En ese momento estamos sentados en el asiento del pasajero y sin el volante en la mano, pero en nuestra mente seguimos al volante del vehículo, pensando en de que manejaríamos en ese momento, si aumentaríamos o reduciríamos la velocidad, si creemos que había un camino mas seguro o mas corto, en fin, aparenta que cedimos el control del automóvil y en lo físico si, pero realmente dentro de nosotros seguimos en control porque pensamos que nadie maneja mejor que nosotros.

De esa misma manera en el sentido espiritual muchos piensan que Jesús es lo suficientemente bueno para ir en el asiento del pasajero pero no para ir al volante de nuestras vidas, porque si Él esta en control significa que ya nosotros no lo estamos. Le permitimos manejar en algunas ocasiones cuando yo lo decida, si es un viaje corto y de menor importancia, pero que difícil es entregarle el total control de nuestras vidas.

Cuando Él esta en control significa que ya no solo hacemos lo que nos satisface a nosotros, sino lo que es la voluntad de Dios. Significa que ya nuestro tiempo no solo lo dedicamos para nosotros, sino que nuestro tiempo es de Él y debemos utilizarlo sabiamente, cuando Jesús esta en control significa que ya no damos rienda suelta a nuestras emociones sin control como el coraje, el odio, los resentimientos sino que ejercemos el dominio propio, el amor y nos preguntamos ¿Que haría Jesús? antes de actuar.

Cuando dejamos que el sea quien maneja, estamos dejando a un lado nuestro ego y admitiendo que cuando Él esta en control las cosas van mejor. La rendición no es lo mismo que la pasividad, la voluntad de Dios para tu vida incluye el ejercer la creatividad, tomar decisiones y tener iniciativa. La entrega no significa dejarse pisotear, significa que tendrás que pelear para dejar a un lado el status quo.

Cuando decido entregar mi vida a Dios estoy ofreciéndole mi obediencia. Hago lo que el dice, ya no estoy en control, y si lo pensamos bien, no hay duda que es la mejor decisión que podemos tomar. Cuando me rindo, no solo entrego mi voluntad, sino que también puedo dejar a un lado la carga de que los resultados dependen de mi.

Gálatas 2:20:Mi antiguo yo ha sido crucificado con Cristo. Ya no vivo yo, sino que Cristo vive en mí. Así que vivo en este cuerpo terrenal confiando en el Hijo de Dios, quien me amó y se entregó a sí mismo por mí.

( Todos los derechos de autor pertenecen a José Rene Berrios) https://www.facebook.com/jrberriosblog  https://twitter.com/jrberrios28

Agradecido II

En 1993 exactamente un año después de mi hermana haber sido detectada con Leucemia, mi mamá fue diagnosticada con cáncer del seno. De ese momento en adelante comenzó otra dura batalla para toda mi familia. A pesar que desde un principio cuando fue diagnosticada el médico no dio muchas esperanzas, mi mamá nunca perdió su fe y siempre tuvo la certeza que Dios la podía sanar.

Fueron muchos los tratamientos que atravesó de quimio y radioterapias, en muchas ocasiones había parecido que había vencido el cáncer, pero tiempo después reaparecía en otra parte de su cuerpo, a pesar de eso, nunca se decepcionó y su fe nunca la perdió. Mi mamá fue un ejemplo en todos los sentidos para mi, además de su fe inquebrantable tenía un tremendo sentido del humor, siempre tenía un chiste y una ocurrencia, gracias a la manera que era, contaba con muchas amistades y herman@s en la fe que siempre estaban pendientes de ella.

Yo siempre fui bien apegado a mi mamá, ¿Comó no serlo si ella era tan especial? Luego de 5 años batallando con el cáncer, mi mamó partió con el Señor, pero el legado que dejó en mi vida y en mi corazón aún están intactos. Todo lo que soy hoy día, se lo debo en gran parte a mi mamá y a Dios, la extraño con todo mi corazón cada día, pero tengo la certeza que nos volveremos a ver cuando acaben mis días aquí en esta tierra y corra a abrazarla y besarle.

Los años que pasaron luego de la partida de mami, fueron difíciles, no solo por su pérdida, sino por estar librando mis propias batallas por mi timidez y falta de confianza en mí mismo. Llegó el momento en que me sentí totalmente sólo, abandonado, pero eso era solo mi percepción, ya que nunca lo estuve porque Dios nunca se apartó de mi lado. No fue hasta que decidí entregar todas esas inseguridades y mis dudas y le dije al Señor toma tu el control de mi vida que todo comenzó a cambiar para mí.

Inmediatamente comencé a sentir a Dios trabajando en mi vida, vi las cosas desde otro punto de vista, mi fe comenzó a crecer más y más y decidí tomar el ejemplo de mi mamá y a luchar sin importar la situación. Unos años después llego el amor de mi vida, mi esposa Yanira y desde entonces ha sido una aventura, entre Dios, Yanira y Yo. Hoy más que nunca doy gracias a Dios por todo lo que es en mi vida y en la de mi esposa, tengo el privilegio de servir con ella de líderes de jóvenes en nuestra iglesia y se que esto es solo el comienzo.

Doy gracias a Dios por los amigos y amigas que ha puesto en el camino, no saben lo especial que son para nosotros. Dios ha hecho muchas promesas para nuestras vidas, y hacia eso nos encaminamos con mucha alegría y expectación. Gracias Dios por estos 35 años que me permites cumplir, han sido llenos de experiencias, alegrías y sueños y sé que muchas más nos esperan.

Powered by WordPress
googled17ffe9d777f6a44.html www.hypersmash.com