¡Joven, tu vales mucho!

Recuerdo que cuando era adolescente tenía muchos problemas de inseguridad y falta de una buena autoestima. La razón no la sé, tenía padres que eran creyentes y yo sabía que me amaban, pero aun así tenía muchas dudas acerca de mí.

En mi corazón tenía muchos deseos de ser un instrumento en las manos de Dios, pero esas mismas inseguridades me hacían pensar que no había nada de valor en mí y por lo tanto Dios no podía usarme.

¿Te ha sucedido lo mismo? Estoy seguro que sí. Es bastante normal que en desde la edad de la adolescencia hasta la edad universitaria muchos jóvenes batallan con problemas de inseguridades, temores y una baja autoestima. Lo triste del caso es que lamentablemente muchos jóvenes con estos problemas se lastiman a ellos mismo tanto física como psicológicamente, en los peores casos algunos terminan con su vida, también se refugian en el alcohol, la droga o el sexo.

Generalmente cuando un joven piensa que no tiene valor alguno, pierde su amor propio y a su vez piensa que nadie lo ama ni lo amara. Deciden abandonar sueños que el mismo Dios ha puesto en su corazón, sueños nacidos en el mismo corazón de Dios porque sienten que no hay razones para seguir adelante en la vida.

Pero esto no es una situación de generaciones modernas, sino desde miles de años. Afortunadamente hoy te puedo decir joven que me lees, que una de las mentiras más grandes que nos puede decir Satanás es que tú no tienes ningún valor. Si vamos a la biblia encontraremos que muchas hazañas fueron realizadas por jóvenes que decidieron obedecer a Dios y creer en las promesas que Él les había hecho, entre ellos el rey David, Josué, Jeremías.

El enemigo atacara tus pensamientos, tu autoestima y tratara de hacerte creer que tú no tienes ningún valor, pero no le creas ni una sola palabra, no prestes atención a ninguno de esos pensamientos de menosprecio.

En otras ocasiones lamentablemente vendrán personas, quizás hasta personas que amas que también te menospreciaran y harán daño a tu autoestima y tu seguridad como joven, pero recuerda que “A palabras necias, oídos sordos”

El Apóstol Pablo le ofrece un sabio consejo a su hijo en la fe, Timoteo y es el siguiente, “Que nadie te menosprecie por ser joven”. Hoy te quiero sembrar ese consejo en tu corazón, no permitas que ni tu ni nadie te menosprecie por ser joven. Dios tiene un propósito con tu vida. Dios mismo te formo en el vientre de tu madre y diseño una misión que lleva tu nombre.

¡ Joven, tu vales mucho ! así que no temas, en ti hay un potencial tan grande que ni tú tienes idea de los grandes planes que Dios tiene contigo, decide hoy poner toda tu confianza en Dios y veras que tienes un futuro y una esperanza.

Estamos disponibles para ofrecer talleres o conferencias en tu actividad o iglesia, comunícate con nosotros para más información al mail: jrberrios28@gmail.com o a través de www.facebook.com/jrberriosblog, Twitter: https://twitter.com/jrberrios28  o en Instagram jrberrios28.

Copyright © 2015. All Rights Reserved.

Both comments and pings are currently closed.
Powered by WordPress
googled17ffe9d777f6a44.html www.hypersmash.com