Cambia tus palabras

Durante las ultimas dos reflexiones que he publicado he estado hablando de el por que debemos cuidar nuestra manera de hablar, nuestras palabras. Hoy finalizo con la tercera parte del tema.

¿Cómo podemos cambiar nuestras palabras? Comienza a hablar la palabra de Dios, y para poder hablar, confesar la palabra de Dios, es necesario que hagamos la costumbre de leerla.

Porque si hay unas palabras que tienen poder, son las que están escritas en este libro. Porque las palabras escritas en este libro no son simplemente palabras como las de cualquier otro libro, sino que las palabras escritas en la biblia tienen vida y tienen poder.

Isaías 55:10-11: La lluvia y la nieve descienden de los cielos y quedan en el suelo para regar la tierra. Hacen crecer el grano,
y producen semillas para el agricultor y pan para el hambriento.
Lo mismo sucede con mi palabra. La envío y siempre produce fruto;logrará todo lo que yo quiero  y prosperará en todos los lugares donde yo la envíe.  

(Produce vida) La lluvia y la nieve tienen un efecto en el terreno donde cae. La lluvia tiene el efecto de alimentar la tierra y por consecuencia, toda semilla que este en el terreno donde cae la lluvia será alimentada, ¿Cuantos saben que una semilla sin agua no crece? En el plano espiritual la Palabra de Dios lleva a cabo el mismo propósito limpiador, regenerador y dador de vida.

Josué 1:8: Recita siempre el libro de la ley y medita en él de día y de noche; cumple con cuidado todo lo que en él está escrito. Así prosperarás y tendrás éxito.

El enemigo no siente miedo de que tu vengas a la iglesia, el enemigo no siente miedo de que tu “vistas como cristiano” o que digas palabras de corte religioso, pero el enemigo siente terror cuando comenzamos a estudiar la palabra de Dios y cuando tenemos una relación con Dios y eso produce un cambio en nuestras vidas.

Cuando nosotros alineamos nuestras palabras con lo que nos dice la palabra de Dios, nos ponemos en el lugar adecuado para recibir el apoyo y la autoridad de Jesús.

Si te dijeran hoy que literalmente tus palabras te mantendría vivo o te matarían ¿Tendrías que cambiar tu manera de hablar?

Deuteronomio 30:19: El cielo y la tierra son testigos de que hoy les he dado a elegir entre la vida y la muerte, entre la bendición y la maldición. Yo les aconsejo, a ustedes y a sus descendientes, que elijan la vida para que les vaya bien.

Estamos disponibles para ofrecer talleres o conferencias en tu actividad o iglesia, comunícate con nosotros para más información.

Email: jrberrios28@gmail.com , Facebookhttps://www.facebook.com/jrberriosblog o Twitter: https://twitter.com/jrberrios28

You can leave a response, or trackback from your own site.
Powered by WordPress
googled17ffe9d777f6a44.html www.hypersmash.com