Bien representado

Por muchos años he tenido la oportunidad de trabajar en áreas donde tengo contacto directo con el público o los clientes.

Una de las cosas que siempre se nos recuerda en las áreas relacionadas al servicio en una compañía es que en ese momento que interactuamos con los clientes, nosotros somos “la cara” de la compañía” y como tal debemos ofrecer el mejor servicio posible porque un mal servicio de nuestra parte puede significar un cliente molesto con la compañía o un cliente perdido.

Pues de esa misma manera, si te haces llamar cristiano, tú eres un representante de Dios en dondequiera que estés, y si ofreces un mal ejemplo, un mal comportamiento, no estas siendo un digno represéntate de Dios.

El Apóstol Pablo lo dijo de esta manera…

Colosenses 3:17: Y todo lo que hagan o digan, háganlo como representantes del Señor Jesús y den gracias a Dios Padre por medio de él.

Para mí no hay mayor privilegio que el de representar a Dios en dondequiera que este. Yo no solo represento a Dios cuando me paro en un altar y tomo un micrófono, sino que lo represento las 24 horas del día, los 7 días de la semana y lo represento en todo lo que hago y en todo lo que digo. ¿Sabes que significa todo? TODO.

Mi exhortación para ti hoy es que en todo lo que digas y en todo lo que hagas, procura representar a Dios dignamente, ¡cuida lo que haces! , ¡Cuida lo que hablas! Recuerda que una mala impresión, es difícil de borrar, esfuérzate y da el máximo por representar bien a Dios en TODO.

Both comments and pings are currently closed.
Powered by WordPress
googled17ffe9d777f6a44.html www.hypersmash.com