Abre tus ojos

Estoy seguro que has escuchado la anécdota del vaso lleno hasta la mitad ¿Cómo lo ves? ¿Medio lleno o medio vacío? La manera en que vemos o no vemos las cosas dice mucho acerca de nuestra Fe. Claro, eso no significa ser ilusos o tratar de aparentar algo que no es.

Pero muchas veces nos enfocamos solo en lo negativo que estamos pasando y no nos percatamos que en medio de esa situación Dios está moviéndose a nuestro favor. Hay un tremendo ejemplo de una situación similar de un joven que vivió en los tiempos del profeta Elíseo.

2 Reyes 6:15-17: Al día siguiente, cuando el sirviente del hombre de Dios se levantó temprano y salió, había tropas, caballos y carros de guerra por todos lados. ¡Oh señor! ¿Qué vamos a hacer ahora? gritó el joven a Elíseo.

¡No tengas miedo! le dijo Elíseo. ¡Hay más de nuestro lado que del lado de ellos! Entonces Elíseo oró: «Oh Señor, ¡abre los ojos de este joven para que vea!».

Así que el Señor abrió los ojos del joven, y cuando levantó la vista vio que la montaña alrededor de Elíseo estaba llena de caballos y carros de fuego.

¡ Wow ¡ ¿Cuántas veces has vivido una situación similar? Lo que ves es una ejercito enemigo que está en posición de ataque y no sabes que vas a hacer. Piensas que llego el fin, que de esta situación nadie te pude salvar.

Hasta que de repente Dios abre tus ojos y te permite ver que el que pelea de tu lado es mucho más grande y poderoso que el que está contra ti. Sabes, Dios protege  a sus hijos cuando están obrando en integridad y se mantienen buscando su voluntad.

Si estás viviendo una situación en donde parece que nada está a tu favor, pide a Dios que abra tus ojos espirituales y que te permita ver como Él está peleando por ti. Te aseguro que una vez abras tus ojos espirituales veras que a pesar de la situación, Él que está contigo es más grande que el que está contra ti.

Copyright © 2014. All Rights Reserved.

Both comments and pings are currently closed.
Powered by WordPress
googled17ffe9d777f6a44.html www.hypersmash.com