¿Cual es tu excusa?

Hay un refrán en Puerto Rico que dice lo siguiente ” Las excusas son buenas solo para el que las dice”. Este refrán es muy cierto en muchos sentidos ya que si lo analizamos y valga la redundancia su propósito es excusar, justificar algo que hicimos o dejamos de hacer o algo que dijimos o callamos.

Yo recuerdo cuando era niño y también durante mi adolescencia que yo generalmente no participaba de casi nada en la escuela o en la iglesia si tenía que ver con estar frente a una audiencia. Era sumamente tímido y todo este tipo de cosas me asustaba. Pero siempre sentí que Dios me había llamado a ser de influencia a los que me rodeaban.

Recuerdo muchas ocasiones en las que sentía que Dios me pedía que le diera una palabra de aliento a alguien, un consejo, pero tenía tanto miedo y además sentía que no tenía nada que decir y hacia lo posible por ignorar lo que Dios me pedía. Le contestaba “señor pero yo no sé qué decir” ¿ Y si me pregunta algo y yo no sé la contestación?

Muchas veces sabía que la contestación que Dios me daba era la misma que le dio al profeta Jeremías cuando Él lo llamo y comenzó a presentar excusas para no aceptar ese llamado, leamos un poco de esta conversación.

Jeremías 1:4-8: Señor me dio el siguiente mensaje: Te conocía aun antes de haberte formado en el vientre de tu madre; antes de que nacieras, te aparté y te nombré mi profeta a las naciones. Oh Señor Soberano respondí. ¡No puedo hablar por ti! ¡Soy demasiado joven! 

No digas: “Soy demasiado joven” me contestó el Señor, porque debes ir dondequiera que te mande y decir todo lo que te diga. No le tengas miedo a la gente, porque estaré contigo y te protegeré. ¡Yo, el Señor, he hablado! 

¿Cuál es tu excusa? Jeremías trato de convencer a Dios de que se había equivocado de persona ¿Has hecho tú lo mismo? Yo sí. Pero se nos olvida que Dios fue quien nos creó, y si alguien nos conoce a la perfección es Él, por lo tanto si Él te llama Él te respalda.

Aceptar el llamado que Dios nos hace nunca es fácil, pero nunca es imposible, ¿Por qué? porque todo lo puedes en Cristo porque  Él es quien te fortalece. ¿Dios te está llamando a hacer algo que te saca de tu zona de comodidad? Amén! No camines un paso atrás.

¿Que Dios te pida que hagas algo significa que no fallaras o que no tendrás dificultades en el camino? No, significa que en medio de las caída y las metidas de pata, Dios estar a tu lado para darte fuerzas.

Mi amiga o amigo que me lees, no permitas que Satanás sabotee tu mente recordándote lo que supuestamente no puedes hacer. Sabes, quizás sea cierto que en tus propias fuerzas no puedes, pero si es Dios quien te llamo no estarás en tus propias fuerzas, sino que dependerás del Dios que es especialista en imposibles, atrévete a dar un paso de Fe, te prometo que Dios no te fallara jamás.

Estamos disponibles para ofrecer talleres o conferencias en tu actividad o iglesia, comunícate con nosotros para más información.  Email: jrberrios28@gmail.com Únete a mis redes sociales! https://www.facebook.com/jrberriosblog  y https://twitter.com/jrberrios28

You can leave a response, or trackback from your own site.
Powered by WordPress
googled17ffe9d777f6a44.html www.hypersmash.com