Adiós 2013

Llego el momento de decir adiós a un año más. Momento que generalmente lo utilizamos para analizar cómo nos fue, o simplemente llegan a nuestra mente imágenes de lo vivido a través de este año 2013. Puedo decir que fue uno donde viví momentos de angustia, de dolor y frustración, pero también momento de alegría, de satisfacción y de un pleno agradecimiento a Dios por lo bueno que ha sido conmigo y con mi familia.

Pero si, debo admitir que aunque alcance cosas que me propuse, otras no las alcance porque no era el momento, porque quizás no utilice los medios apropiados, no me esforcé al máximo o tal vez porque quise hacerlo a mi manera y no a la manera de Dios. En esto es probable que te identifiques conmigo.

Cada fin de año decimos “este es el año que voy a bajar de peso” o “este es el año que tomare más en serio mi relación con Dios, pero luego varios días de haber comenzado el próximo año, perdemos el enfoque o la motivación y nos da “amnesia a conveniencia”.

A lo mejor este año has vivido muchas situaciones difíciles y dolorosas que pensaste no lograrías sobreponerte. Pero lo bueno de cuando finaliza un año, es que otro comienza y con el nuevas y mejores oportunidades de comenzar de nuevo.

Isaías 43:18-19: Olviden las cosas de antaño; ya no vivan en el pasado. ¡Voy a hacer algo nuevo! Ya está sucediendo, ¿no se dan cuenta?

Dios nos invita a olvidar lo que ya paso, ¿Por Que? porque obre el pasado ya no podemos hacer nada, lo pasado, irónicamente ya paso. Con esto no quiero minimizar nada que hayas vivido, por el contrario quiero motivarte a aprender de lo vivido, a permitir que esas experiencias te hayan hecho más fuerte pero a continuar hacia adelante hacia lo que Dios quiere darte en este nuevo año.

Quizás este año 2013 fue uno lleno de logros para ti, si fue así te felicito, pero te pido también que no te quedes enfocado en los triunfos obtenidos en el 2013, Dios tiene cosas nuevas para ti en el 2014. Pero aprovecha cada minuto, cada hora, cada día y vívelos al máximo, disfrútalos, paso a paso.

El futuro nos tortura y el pasado nos encadena. He ahí por qué se nos escapa el presente “Gustave Flawbert”

No quieras ir demasiado adelante, vive el presente, a veces estamos tan estancados en el pasado o tan adelantados en el futuro, que se nos olvida disfrutar lo que estamos viviendo ahora, no permitas que eso suceda.

Aprovecha el día de hoy despedida de año 2013, una vez se vaya, ya no regresara. Ríe, llora, agradece a Dios por cada segundo vivido. Haz planes para el 2014, y luego dale continuidad, no permitas que se quede solo en una resolución, haz lo necesario para que se lleve a cabo, y el resto colócalo en las manos de Dios, él nunca te fallara y siempre te dará lo que es mejor para ti.

Filipenses 3: 13-14: Hermanos, no pienso que yo mismo lo haya logrado ya. Más bien, una cosa hago: olvidando lo que queda atrás y esforzándome por alcanzar lo que está delante, sigo avanzando hacia la meta para ganar el premio que Dios ofrece mediante su llamamiento celestial en Cristo Jesús.

P.D: Quiero tomar estas últimas líneas para agradecerles a todos ustedes por haber seguido mi blog durante el año 2013, sin ustedes no habría razón para escribir. Doy gracias a Dios por ustedes que sacan un par de minutos de su valioso tiempo para leer mis reflexiones.

Es una bendición compartir con ustedes a través de este medio. Gracias por sus comentarios, sugerencias, por su fidelidad, su apoyo, pero sobre todo por su cariño y oraciones aunque no nos conozcamos personalmente. Les doy un abrazo con toda sinceridad y cuento con ustedes en el 2014. Mi oración es que el 2014 sea el mejor año de sus vidas, ¡Dios los bendiga!

You can leave a response, or trackback from your own site.
0 comments
Powered by WordPress
googled17ffe9d777f6a44.html www.hypersmash.com