Volando alto

Uno de mis animales favoritos es el águila. El águila siempre ha sido símbolo de fortaleza, elegancia. Existen muchísimos tipos de águilas, algunos de ellos tristemente en peligro de extinción. En los pasados días leía acerca del águila y decidí refrescar algo de lo que ya había leído acerca de ellas. Según algunos estudiosos de las aves, el águila está en la posición número 2 en todo el mundo de las aves que más alto pueden volar.

Físicamente el águila es hermosa, un gran plumaje  impresionante, con un pico curvado y fuertes garras. El águila es símbolo de muchas naciones del mundo. El Águila construye su nido casi siempre  sobre arbustos y generalmente tiene de uno a tres huevos. La incubación toma unos 45 días. Los pichones abandonan el nido a los dos meses. Cuando llega el tiempo para que los aguiluchos empiecen a volar, el padre o la madre aletea para incitarlos a que lo imiten y después los hace salir del nido para que prueben sus alas.

La madre comenzaba en el nido, que estaba situado en lo alto de la montaña. Levantaba al aguilucho, lo dejaba caer por unos noventa pies [30 m.] y luego descendía en picado hasta colocarse debajo de él, con las alas extendidas, para que se posara en su dorso. El águila entonces levantaba vuelo hasta la cima de la montaña con el aguilucho y repetía el proceso

¿Sabías que la biblia hace alusión al águila en varias ocasiones? Hoy quiero usar un versículo en específico y es el siguiente.

Deuteronomio 32:11: Como un águila que revolotea sobre el nido y anima a sus polluelos a emprender el vuelo, así el Señor extendió sus alas, lo tomó y lo llevó sobre sus plumas.

Tal y como es necesario que el águila revolotee su nido para incitar a sus crías a volar, en ocasiones es necesario que Dios revolotee su nido para dejarnos saber que es tiempo de extender nuestras alas y volar. ¿Por qué Dios lo hace? Bueno tal y como el aguilucho se siente sumamente cómodo en su nido, sin necesidad de volar, así mismo nos sentimos nosotros en etapas de nuestras vidas.

Si el águila no revuelca el nido para que salga el aguilucho, nunca saldría ¿por qué habría de hacerlo? En su nido está muy cómodo, tiene todo el tiempo el calor de su madre, es alimentado sin mucho esfuerzo ya que su madre deposita la comida en su boca. Por eso es necesario que el águila obligue a salir su cría del nido, por eso es necesario que Dios “Revolotee su nido” para motivarnos a alzar vuelo. Para que una vez aprendamos a volar podamos alcanzar alturas que jamás imaginamos.

Desde las alturas las cosas se ven muy diferentes porque tenemos esa visión de “Águila”, tenemos un panorama mucho más amplio de lo que nos rodea. Pero ¿Sabes que es lo mejor de todo?  Que al igual que el águila no deja solo su cría cuando está comenzando a volar, Dios no te dejara solo cuando emprendas tu vuelo. Así que cuando sientas que Dios comienza a sacarte del “nido”, no tengas miedo, tan solo te esta impulsando a las alturas.

 Visitanos en : https://twitter.com/jrberrios28  https://www.facebook.com/jrberriosblog

Copyright © 2013. All Rights Reserved.

Both comments and pings are currently closed.
Powered by WordPress
googled17ffe9d777f6a44.html www.hypersmash.com