Saliendo de la zona de confort

Los seres humanos tenemos una capacidad increíble para acostumbrarnos a cosas. Se dice que una vez hacemos algo por al menos 21 días consecutivos se convierte en una costumbre. Este tipo de rutina ya sea voluntaria o inconscientemente se convierte en una “Zona de confort “o “Zona de comodidad”

Una prueba de que nos gusta la rutina es que probablemente estés leyendo esto desde la misma silla que todos los días utilizas tu computadora, Tablet o teléfono inteligente. Estoy casi seguro que cuando estabas en la escuela tenías una silla favorita y aunque nunca el maestro o maestra te la asigno a ti oficialmente, para ti era TU silla y te molestaba si alguien tenía el atrevimiento de utilizarla.

Probablemente cuando vas a tu restaurante favorito siempre revisas el menú, pero terminas pidiendo el mismo plato de siempre. ¿Por qué nos gusta la rutina o zona de confort? Sencillo representa para nosotros una “Seguridad”, amamos lo conocido y tememos a lo desconocido, como humanos la mayoría de nosotros somos resistentes al cambio, son pocas las personas que aceptan los nuevos retos y salirse de su zona de confort con entusiasmo.

Espiritualmente hablando nos sucede lo mismo. Nos conformamos con ir a la iglesia los domingos y quizás si se puede algún otro día de la semana, para sentarte en la misma silla de siempre, seguir la misma rutina de cantar algunas canciones, te levantas en las primeras, te sientas en las últimas.

Ya sabes que después de la cuarta canción viene la ofrenda y vas y la depositas y vuelves y te sientas. Escuchas al pastor por una hora y a mitad de predicación te distraes pensando a dónde quieres ir a almorzar y así sucesivamente repites esta rutina semana tras semana. Pero el solo hecho de asistir a la iglesia como una rutina no te provee un crecimiento espiritual, el ir a la iglesia cada domingo no te convierte en un cristiano ni hace crecer tu Fe, el ser llamado un cristiano depende de tu relación personal y tu Fe en Jesucristo.

Tenemos que salir de esa zona de confort y procurar que nuestra relación con Jesús y tu Fe vaya en aumento, osea que tenga un continuo crecimiento día a día. Te hago la siguiente pregunta ¿Te encargas todos los días de alimentar tu cuerpo? Sé que  nosotros los latinos nos fascina la buena comida, las carnes, las meriendas, y de pensarlo nada más se nos hace la boca agua. Si lo haces así con tu cuerpo ¿Crees que con  alimentar tu espíritu una vez a la semana es suficiente? Contesto por ti, no, no es suficiente.

Hebreos 11:6: En realidad, sin fe es imposible agradar a Dios, ya que cualquiera que se acerca a Dios tiene que creer que él existe y que recompensa a quienes lo buscan.

Este versículo nos confirma que la Fe es un elemento esencial en la vida de todo aquel que cree en Dios, si no tenemos Fe estamos en serios problemas. La Fe no es magia, la Fe no es solo el tener un pensamiento positivo de que yo puedo lograr cualquier cosa, la Fe es creer que Dios cumplirá todo aquello que él me ha prometido.

Hebreos 11: 32-34: ¿Qué más voy a decir? Me faltaría tiempo para hablar de Gedeón, Barac, Sansón, Jefté, David, Samuel y los profetas, los cuales por la fe conquistaron reinos, hicieron justicia y alcanzaron lo prometido; cerraron bocas de leones, apagaron la furia de las llamas y escaparon del filo de la espada; sacaron fuerzas de flaqueza; se mostraron valientes en la guerra y pusieron en fuga a ejércitos extranjeros

Sabes, ninguno de estos hombre que menciona aquí fueron perfectos, todos cometían errores igual que tú y yo, lo que distinguió verdaderamente a estos hombres fue su Fe. Todos decidieron salir de su zona de comodidad y aceptar los retos que Dios coloco en sus manos. Quizás hoy te llego el momento de decir si a los retos que Dios te ha estado lanzando, llego el momento de dejar de ser un cristiano de rutina y hacer que nuestra fe crezca y pase a otro nivel.

Cierro nuestra charla con esta frase de John Maxwell “Cuando quieras comenzar algo, habrá mucha gente que te dirán que no lo hagas, cuándo vean que no te pueden detener, te dirán como lo tienes que hacer, y cuando vean que lo has logrado te dirán que siempre creyeron en ti.

You can leave a response, or trackback from your own site.
0 comments
Powered by WordPress
googled17ffe9d777f6a44.html www.hypersmash.com