Al pie de la cruz

¿Estarías dispuesto a ofrecer voluntariamente  tu hijo/hija a cambio de la libertad de un criminal confeso? ¿Lo harías sabiendo que una vez declarado culpable la sentencia es la muerte? Si, se su respuesta, no lo harías por nada del mundo, ¿Por qué una vida inocente tiene que sufrir las consecuencias de alguien que sabe que es culpable? es algo que no tiene lógica. Pero eso es precisamente lo que Dios hizo hace miles de años atrás.

En el día de hoy celebramos uno de los eventos que cambio la historia del mundo entero. Hace más de dos mil años Jesucristo fue a la cruz del calvario para que su muerte te regalara vida. Este es un evento que produce todo tipo de reacciones, unos niegan que esto jamás sucediera, otros reconocen que sucedió pero les es indiferente, otros piensan que Jesús vino a este mundo para juzgarlo y condenarlo. ¿Pero cuál fue la verdadera razón de que Cristo viniera a este mundo imperfecto? Veamos que nos dice el libro de Juan.

Juan 3:16-17: Porque tanto amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna. Dios no envió a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para salvarlo por medio de él.

Dios vio que la humanidad se estaba perdiendo, cada día mas se alejaban de Él, no había ser humano que pudiera cambiar esto, así que Dios envió a su único hijo a salvar toda la humanidad. ¿Salvarnos de que? Del pecado y sus consecuencias, del daño físico y espiritual que el pecado causa en nosotros. Cada una de sus heridas en la cruz y camino a la cruz fueron por ti y por mi.

Isaías 53:4-7Ciertamente él cargó con nuestras enfermedades y soportó nuestros dolores, pero nosotros lo consideramos herido, golpeado por Dios, y humillado. Él fue traspasado por nuestras rebeliones, y molido por nuestras iniquidades; sobré él recayó el castigo, precio de nuestra paz, y gracias a sus heridas fuimos sanados. Todos andábamos perdidos, como ovejas; cada uno seguía su propio camino, pero el Señor hizo recaer sobre él la iniquidad de todos nosotros. Maltratado y humilladlo, ni siquiera abrió su boca; como cordero, fue llevado al matadero; como oveja, enmudeció ante su trasquilador; y ni siquiera abrió su boca.

Toma el día de hoy para meditar y pensar cuán grande fue su sacrificio, él no tenía que hacerlo, Jesús es el hijo de Dios, Rey de Reyes y señor de señores. Entonces ¿Por qué lo hizo? La respuesta es más sencilla de la que esperas, lo hizo por amor a ti. Si El siendo el hijo de Dios estuvo dispuesto a morir por ti ¿Estarías dispuesto/dispuesta a vivir para El?

Este no es el fin de la historia, Jesús no se quedó en la tumba, la muerte no pudo retenerlo, Jesús vive Hoy, Te invito a leer la reflexión de este próximo domingo día de resurrección , Gracias Jesús!

You can leave a response, or trackback from your own site.
0 comments
Powered by WordPress
googled17ffe9d777f6a44.html www.hypersmash.com