¿Que tienes en tu mano?

Recuerdo en una ocasión en que iba a salir de mi casa a un compromiso, siempre me ha gustado llegar temprano a los sitios que voy. Pero en esta ocasión tenía un problema, y es que no encontraba mi celular, si ese artefacto que hace unos años atrás ni existía y hoy se nos hace difícil vivir sin él.

Había buscado por toda la casa y no lo encontraba, ya me estaba poniendo de mal humor hasta que de repente mi esposa me pregunta ¿Que buscas? Les conteste que buscaba mi celular y que había buscado toda la casa y no tenía ni idea de donde estaba y ya se me estaba haciendo tarde. Ella nuevamente me hace una pregunta, ¿Buscaste en tu pantalón? Yo pensé pero que pregunta cómo va a estar en mi pantalón, pero de repente me da con tocar el bolsillo del pantalón, y ¿ A que no saben qué sucedió? Si! el celular estaba ahí! lo tuve conmigo en todo momento y lo buscaba en lugares que no estaba.

Pues así también nos sucede muchas veces en nuestra vida espiritual cuando estamos buscando maneras de servir a Dios y no las encontramos. Pensamos que necesitamos de tal o cual habilidad, de tal o cual talento para poder cumplir el plan de Dios en nuestra vida sin darnos cuenta que Dios ya puso en nosotros lo que necesitamos para cumplir su voluntad en nuestra vida. Pero si piensas que eso solo te sucede a ti, te equivocas, te voy a mostrar una historia de la biblia que nos ilustra una situación similar.

Éxodo 4:1-2: Sin embargo, Moisés protestó de nuevo:¿Qué hago si no me creen o no me hacen caso? ¿Qué hago si me dicen: “El Señor nunca se te apareció”? Entonces el Señor le preguntó:¿Qué es lo que tienes en la mano? Una vara de pastor contestó Moisés. Arrójala al suelo —le dijo el Señor.

Así que Moisés la tiró al suelo, ¡y la vara se convirtió en una serpiente! Entonces Moisés saltó hacia atrás.

Pero el Señor le dijo: Extiende la mano y agárrala de la cola. Entonces Moisés extendió la mano y la agarró, y la serpiente volvió a ser una vara de pastor.Realiza esta señal le dijo el Señor, y ellos creerán que el Señor, el Dios de sus antepasados, el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob, de veras se te apareció.

Moisés había sido la persona escogida por Dios para liberar al pueblo de Israel de la esclavitud en que Egipto la mantenía, pero Moisés tenía muchas dudas y miedos de cómo iba a hacer lo que Dios le había pedido porque él pensaba que no tenía lo necesario para salvar a ese pueblo de más de 1 millón de personas. Pero Dios en su amor y paciencia le pregunta a Moisés ¿Que tienes en tu mano? Quizás esa es la misma pregunta que Dios te hace a ti hoy.

Has estado preguntándole a Dios ¿Qué puedo hacer para servirte? porque piensas que no tienes el don de predicar o hablar delante de un público, o quizás crees que la mejor manera de servir a Dios es adorándolo por medio de la música y el canto, pero tienes el pequeño problema que no sabes tocar ningún instrumento musical y mucho menos una voz bonita para cantar. Pero déjame aclararte algo, esas son las maneras más vistosas de servir a Dios, pero no son las únicas.

Y hoy yo también te pregunto ¿Que tienes a la mano? ¿Sabes cocinar? Pues es el mejor cocinero del mundo para la gloria de Dios, ¿Eres mecánico? Se el mejor mecánico del mundo y sirve a Dios con tu talento, ¿Tienes dientes? Da tu mejor sonrisa a todo el que este cerca de ti y déjales saber que el autor de tu gozo se llama Jesús y tiene mucho más para repartir, y así sucesivamente hay miles de formas para servir y honrar a Dios. Me despido de este escrito lanzándote el reto de que no te lamentes más por lo que no tienes y usa lo que Dios si te regalo para dar honrar su nombre y por medio de lo que tienes otros puedan creer que Jesús es el señor, bendecidos mis amig@s!.

 

You can leave a response, or trackback from your own site.
0 comments
Powered by WordPress
googled17ffe9d777f6a44.html www.hypersmash.com