Haciendo la diferencia

Hace un tiempo coloque en mi pagina de facebook una frase que pudiera decir que se ha convertido en mi lema de vida y dice lo siguiente “ Yo no pretendo cambiar al mundo, pero en el pedacito que me encuentro quiero hacer la diferencia”. Reconozco que el mundo en que vivimos hoy la situación se pone cada vez mas difícil. Parece como si todo lo que escucháramos son malas noticias. De hecho, si vemos los periódicos, la radio, los noticieros y la internet, generalmente las malas noticias ocupan las primeras planas.

Parece como si todo continuara de mal en peor sin esperanza de un cambio. Pero tal y como lo dice la frase que mencione al principio, en el lugar que nos encontramos tu y yo podemos hacer la diferencia. Creo firmemente que hoy día hay muchas noticias positivas, simplemente no se publican, pero tanto tu como yo tenemos la capacidad de seguir creando buenas noticias.

Sabes, Dios te creo con propósitos, tal y como dice el libro “Una vida con propósitos”, Dios no te creo por casualidad, El tiene planes específicos para tu vida, solo falta que tú pongas en marcha ese plan. Si todos nos propusiéramos hacer la diferencia hoy en donde quiera que nos paremos, nuestro mundo seria diferente. ¿Cómo podemos cambiar un mundo que parece no tiene esperanza? Una sonrisa a la vez, un gesto amable, un buenos días, un cómo te ayudo sin esperar nada a cambio. Enseñando valores y respeto a nuestros niños, ayudando al necesitado.

Hay mucha necesidad alrededor nuestro, puede que sea necesidad económica y quizás tu situación económica tan poco está muy buena, pero las sonrisas y los abrazos son gratis. Una palabra de esperanza, de Fe, puede cambiar la perspectiva de alguien que creía no tener nada porque luchar. Si aun no sabes cómo puedes hacer la diferencia, siéntate, toma un tiempo para pensarlo, pide a Dios que te de sabiduría y que te ayude a saber que puedes hacer.

Tanto tu como yo podemos ser una luz en medio de lo que hoy parece la más densa tiniebla, hoy tu puedes ser la luz para aquel que pensó que todo estaba perdido, proponte hoy ser de bendición y de hacer brillar la luz de Dios en medio de la oscuridad.

Mateo 5:14-16: Ustedes son la luz del mundo, como una ciudad en lo alto de una colina que no puede esconderse. Nadie enciende una lámpara y luego la pone debajo de una canasta. En cambio, la coloca en un lugar alto donde ilumina a todos los que están en la casa. De la misma manera, dejen que sus buenas acciones brillen a la vista de todos, para que todos alaben a su Padre celestial.

Copyright © 2012. All Rights Reserved.

Both comments and pings are currently closed.
Powered by WordPress
googled17ffe9d777f6a44.html www.hypersmash.com