En guerra con mi mente

Si tu eres como Yo, probablemente en muchas ocasiones hay dicho ” De ahora en adelante, haré mi mayor esfuerzo por hacer las cosas bien…” solo para al poco tiempo darte cuenta que hiciste todo lo contrario. Si tú en algún momento te has encontrado en una situación similar, tranquilo/tranquila no estás solo en esto. Al ser humano le llama la atención todo lo prohibido, todo lo que los haga sentir bien, independientemente este bien o mal.

Es mas fácil ser parte de una conversación en donde criticamos a otros, que en una conversación en donde vemos al prójimo como Dios lo vería y compadecernos de el. Cuando nos sentimos molestos, es mas fácil dejar saber lo que estas pensando que refrenar tu lengua como dice el libro de proverbios. En mi experiencia como creyente han sido muchísimas las ocasiones en que he pedido perdón a Dios por algo, jurado no volverlo a hacer para un tiempo después pedir perdón por lo mismo. En otras ocasiones me he propuesto levantarme más temprano para orar, solo para luego darme cuenta que fue más llamativa mi cama que el estar de rodillas. Estos son solo algunos ejemplos que se que tanto tu como yo hemos experimentado.

Y esto no nos sucede necesariamente por ser menos espirituales, sino porque dentro de nosotros hay dos naturalezas una quiere que hagamos el bien, mientras que otra lucha porque hagamos el mal.

Romanos 7:21: He descubierto el siguiente principio de vida: que cuando quiero hacer lo que es correcto, no puedo evitar hacer lo que está mal. Amo la ley de Dios con todo mi corazón, pero hay otro poder dentro de mí que está en guerra con mi mente. Ese poder me esclaviza al pecado que todavía está dentro de mí.

Y es que esta en nuestra naturaleza hacer lo que a veces no quisiéramos,  sin que esto suene religioso, la realidad es que tanto tu como yo nacimos en una naturaleza pecaminosa, esto gracias al pecado que tanto Adán como Eva hace miles de años cometieron en el jardín del Edén, tema complicado y que quizás en otra ocasión pueda tocarlo.

¿Quieres prueba de que lo prohibido o lo malo nos llama la atención? Cuando un niño es pequeño sus padres tienen que enseñarle que no le debe pegar a los demás niños porque no debemos abusar del prójimo, deben enseñarle que no debe introducir ningún objeto metálico en el enchufe de la electricidad porque les hará daño y asi sucesivamente lo prohibido nos llama la atención.

Cuando digo que el hacer el mal es parte de nuestra naturaleza no lo digo para justificar el mal que hacemos o el pecado que cometemos, sino que lo digo porque muchas veces nos castigamos nosotros mismos por los errores cometidos y pensamos que el problema somos nosotros, ¿Hay que procurar no pecar? claro que si, debemos poner nuestro mayor esfuerzo en no hacerlo, pero si sucediera quiero que leas conmigo lo que dice 1 de Juan 2:1:

Mis queridos hijos, les escribo estas cosas, para que no pequen; pero si alguno peca, tenemos un abogado que defiende nuestro caso ante el Padre. Es Jesucristo, el que es verdaderamente justo. Él mismo es el sacrificio que pagó por nuestros pecados, y no solo los nuestros sino también los de todo el mundo.

Jesucristo es nuestro abogado por excelencia, el es nuestro defensor delante de Dios y el mismo echo la culpa de nuestros pecados sobre sus hombros cuando decidió ir a la cruz del calvario a morir por ti y por mí. Así que amigo y amiga que me lees, mi reto para ti hoy es que nunca te rindas, estas comenzando en tu caminar con Dios y has estado fallando, tranquila/tranquilo, el caminar con Dios no es una carrera a corta distancia, es un maratón y a través de tu camino te cansaras, probablemente en algún momento tropieces y caigas al suelo, pero eso solo debe motivarte a levantarte con nuevas fuerzas y mas ímpetu y decir “Todo lo puedo en Cristo porque él me fortalece”

Te invito a que continúes adelante en tu caminar con el señor, Jesucristo te ama sin condición. Mantente firme y permite que cada día, poco a poco Jesucristo sea quien tome total control de tu vida,. Cierro con estas palabras de Pablo en Romanos 7: 25: ¿Quién me libertará de esta vida dominada por el pecado y la muerte? ¡Gracias a Dios! La respuesta está en Jesucristo nuestro Señor.

Vean también este video

(Todo los derechos de autor en el escrito pertenecen a José Rene Berrios) https://www.facebook.com/jrberriosblog / https://twitter.com/jrberrios28

Copyright © 2012. All Rights Reserved.

Both comments and pings are currently closed.
Powered by WordPress
googled17ffe9d777f6a44.html www.hypersmash.com