Una y mil razones para dar gracias

Mañana en Puerto Rico y muchas otras partes del mundo celebramos el día de acción de gracias. Sin quitarle méritos a este día especial, el practicar el agradecimiento debe de ser algo de todos los días. Ser agradecido es algo que proviene de lo más profundo del corazón al haber recibido un favor, un gesto amable o cada una de las bendiciones que recibimos de parte de Dios.

Pero, ¿Debemos dar gracias a Dios solo cuando las cosas nos vayan bien? La biblia nos da la respuesta en el siguiente versículo.

1 Tesalonicenses 5:18: Sean agradecidos en toda circunstancia, pues esta es la voluntad de Dios para ustedes, los que pertenecen a Cristo Jesús.

Es fácil mostrar el agradecimiento cuando todo marcha bien, cuando estamos felices, pero cuando la situación se torna un poco difícil no solemos expresar el agradecimiento de la misma manera.  Yo al igual que tu vivo tanto momentos buenos y de alegría, como momentos difíciles y de pruebas, pero en todo momento hago lo posible por dar gracias a Dios, no necesariamente por que la  estoy pasando mal, sino porque se que en medio de mi situación el puede hacer crecer mi Fe y enseñarme algo bueno.

Dios quiere que sepamos que está con nosotros tanto en momentos felices como en tiempos dolorosos. Además, nos invita a depender en todo momento de Él, ya que Él es la fuente de nuestras bendiciones y de nuestra fortaleza.

¿Alguna vez has tomado unos minutos para sacar cuenta de cuan bendecido o bendecida eres? A continuación te comparto unas pocas estadísticas a ver si te identificas.

  • ¿Tienes comida en tu refrigerador, ¿Tienes más de un cambio de ropa para vestir, ¿Tienes techo donde dormir?  Entonces, (según las estadísticas) tu estas en mejor condición y eres más rico que el 75% de este mundo.
  • Si nunca has enfrentado el peligro de una guerra, Si nunca has sentido la soledad y frialdad de una prisión, Si nunca has sentido la agonía de una tortura, Si nunca has experimentado lo que es mendigar un pan y lo que es quedar desmayado o casi muerto por el hambre. Entonces, (según las estadísticas) tú has vivido y vives mejor que 500 millones de personas en el mundo.
  • Si tu puedes venir libremente a la iglesia sin que te arresten, te acosen, te torturen o te amenacen de muerte a ti y a tus hijos?
    • Entonces, (según las estadísticas) eres más afortunado que los 3 billones de creyentes que mueren en el mundo por causa de su fe.

Cuando me siento a pensar detenidamente  en estas cosas es que realmente me doy cuenta de las muchas bendiciones que Dios me ha regalado. No soy millonario, pero gracias a Dios tengo un trabajo que me ayuda a suplir las necesidades de mi familia, no tengo una mansión, pero tengo una casa y un techo en el cual vivir, tal vez no soy una persona famosa pero ciertamente Dios me conoce y me formo a su imagen y con un propósito en esta vida, y pudiera seguir añadiendo razones para dar gracias.

 

Hagamos del agradecimiento una costumbre de todos los días. Una palabra de agradecimiento con sinceridad abre muchas puertas con Dios y con los demás. El ser agradecido demuestra que apreciamos y valoramos lo que tenemos y lo que recibimos.  Estoy seguro que si tomas el tiempo para contar tus bendiciones notaras que tienes más de las que creías. Si en tu país celebran el día de acción de gracias, te exhorto a que lo aproveches para reunirte con tu familia y dar gracias a Dios por sus bendiciones.

 

Y tu, ¿Por que razones puedes dar gracias a Dios?

(Todos los derechos de autor pertenecen a José Rene Berrios)
Both comments and pings are currently closed.
Powered by WordPress
googled17ffe9d777f6a44.html www.hypersmash.com