Levántate como el sol

Si un día llegaras a caer, no te preocupes. Has como el sol que cada tarde cae, pero cada mañana se levanta con más resplandor. 

Si estás viviendo en este tiempo, quizás estés de acuerdo conmigo en que los tiempo en que vivimos no son nada fácil  Pero si te tomaras el tiempo de preguntarle a tus padres o tus abuelos si tienes el privilegio de tenerlos vivos, probablemente te pueden decir que los tiempos que ellos vivieron tampoco eran fáciles.

Recuerdo cuando era niño y comencé a correr bicicleta con las ruedas de seguridad. Cuando lo hacía no sentía ningún miedo porque sabía que no había riesgos de perder el balance en la bicicleta.

Pero llego el momento en que al igual que los otros niños, quería correr bicicleta solo con la dos ruedas normales. Creía que ya había aprendido lo suficiente como para no necesitar ayuda y no caerme al suelo. Pero que equivocado estaba, tan pronto comencé a pedalear con fuerza perdí el balance y caí al suelo. Me había golpeado y rasgado un poco la piel en mis codos y rodillas, llore como lo que era, un niño.

Luego de la caída tenia solo tres opciones, quedarme en el suelo, levantarme y colocar las rudas de seguridad nuevamente y por ultimo levantarme y volver a intentarlo sabiendo que una caída no podía detenerme.

Hay momentos en que todos por una u otra razón sentimos que nos caemos y no sabemos si nos quedan las fuerzas suficientes para levantarnos. Pero como dice la frase con la que comencé esta reflexión, el sol cae cada tarde, pero vuelve y se levanta cada mañana con más resplandor. Caer es inevitable, la diferencia la hace el una vez caemos, limpiarnos el polvo de la ropa, levantarse y seguir caminando.

Proverbios 24:16: Los justos podrán tropezar siete veces, pero volverán a levantarse.

Hay dos verdades a revisar en este versículo

  •   A) Todos en algún momento caeremos: Las situaciones de la vida nos oprimen, el trabajo, la escuela, la universidad, la familia, son cosas que sabemos son importantes pero a veces nos producen cargas difíciles de llevar.
  • B)  Volveremos a levantarnos: En este versículo el mismo Dios nos asegura que aunque caigamos, volveremos a levantarnos. Personalmente he tenido muchas caídas a través de mi vida como creyente, pero no ha habido ninguna de ellas en las que me he sentido solo y con la ayuda de Dios siempre he logrado levantarme. “El fracaso no consiste en fallar una, dos o más veces. El fracaso se produce cuando desistimos de hacer mas intentos”.

Hoy quiero alentarte a que si por alguna razón has caído, no te quedes en el suelo. Levántate con nuevas fuerzas, pide a Dios que te dirija y acércate a Él para que puedas continuar tu camino. Para finalizar esta reflexión quiero dejarte unas palabras de Jesucristo a nosotros; Juan 16:33: Aquí en el mundo tendrán muchas pruebas y tristezas; pero anímense, porque yo he vencido al mundo.

Pon toda tu confianza en el señor y obtendrás tu victoria.

(Todos los derechos de autor pertenecen a José Rene Berrios )  https://www.facebook.com/jrberriosblog  y Twitter: @jrberrios28 

You can leave a response, or trackback from your own site.
0 comments
Powered by WordPress
googled17ffe9d777f6a44.html www.hypersmash.com