El pan de vida

Si eres como Yo, una de las cosas que mas disfrutas en la vida es el disfrutar una buena comida. El sentarme con mi esposa y/o mis seres queridos me trae alegría y satisfacción. Pero hay algo que es inevitable sin importar cuánto disfrute de tomar mis alimentos, unas horas después volveré a sentir hambre.  Tristemente también, hay muchas personas alrededor del mundo que probablemente pasaran el día entero sin haber tenido el privilegio de probar un bocado de alimento.

Durante los tres años de ministerio de Jesús en la tierra realizo un sinnúmero de milagros. Pero cada uno de estos milagros luego daba pie a una enseñanza. En el capítulo 6 de Juan vemos a mi entender uno de los milagros más impresionantes que Jesús hiciera. Con tan solo cinco panes y Dos peces alimento aproximadamente a más de 15 mil personas ya que el versículo solo menciona a los hombres.

Lo que Jesús más anhelaba era saciar el hambre espiritual de todas estas personas, pero no lo hizo sin antes saciar el hambre natural que como seres humanos sentían. Y es que Jesús está interesado en cada aspecto de tu vida y entiende lo que tú y Yo sentimos. Jesús era cien por ciento Dios y cien por ciento hombre, por lo tanto sabía lo que se sentía estar hambriento y no tener alimento para calmar esa hambre.

Pero luego de saciar la necesidad de hambre de estas miles de personas les trajo una enseñanza en el ámbito espiritual. Juan 6:35: Jesús les respondió: Yo soy el pan de vida. El que viene a mí nunca volverá a tener hambre; el que cree en mí no tendrá sed jamás.

Todas estas personas que Jesús acababa de alimentar de pan y pescado en unas horas volverían a tener hambre, pero el tenia un alimento espiritual del que si probaran, nunca mas sentirían hambre espiritual. El ser humano siempre está en la búsqueda de saciar un hambre espiritual. Por eso vemos el surgir de tantas religiones, por eso vemos que a muchas personas buscando a quien seguir para llenar ese vacío espiritual.

Pero hay uno solo que puede calmar esa hambre espiritual para siempre, su nombre es Jesús. Dios envió hace más de tres mil años a la tierra para que pudiera traernos el perdón y la salvación que todos necesitamos. El vino a crear a través de  El una conexión directa entre Dios y el ser humano que dure para toda la eternidad. Nuestra vida aquí en la tierra tiene fecha de expiración,no sabemos a ciencia cierta cuanto viviremos. Pero el que recibe a Jesús en su corazón una vez llegue al fin de sus días aquí en la tierra, tendrá una vida eterna junto a Jesús.

Si no lo has hecho te hago una invitación a que hoy le des la oportunidad a Jesús de entrar a tu corazón. El puede llenar ese vacío y esa necesidad espiritual que estas sintiendo. Si le brindas la oportunidad jamás te arrepentirás, cambiara tu vida para siempre y nunca más te sentirás solo/sola, recuerda que Jesús como el Pan de Vida llena totalmente al hombre cesando su búsqueda de todo lo transitorio.

Jesucristo es el Pan de Vida. Él es el alimento del alma. Vengamos a él y a su Palabra para satisfacer nuestra hambre espiritual.

 

 

Both comments and pings are currently closed.
Powered by WordPress
googled17ffe9d777f6a44.html www.hypersmash.com