El problema es …

Proverbios 28:6:Es mejor ser pobre y honesto que ser rico y deshonesto.

Poseer dinero no es un problema, el problema es cuando el dinero te posee a ti. Muchos ejemplos de esto pudiera citar… Y es que a muchas personas el dinero y el hambre de tener muchas posesiones los ciega, cuanto mas tienen, mas desean. Esa hambre de tener más es la energía que los guía, lo triste es que ninguna cantidad es suficiente y esa misma hambre muchas veces los hace tomar decisiones erróneas que quizás nunca imaginaron que tomarían.

Comprometen su integridad, su reputación y junto con la de ellos, la de su familia. Aun así la mayoría de estas personas, aunque tienen tal vez más dinero del que pueden contar, esto no los hace completamente felices, son felices quizás por momentos, por una temporada, cuando logran comprar su nueva casa, su nuevo yate, su auto último modelo, pero en esos momentos también le puede llegar su más grande temor, ¿Y si pierdo todo esto? ¿Si me quedo sin empleo? ¿Que si mi negocio fracasa? ¿Que si me atrapan en esto ilegal que estoy haciendo?

Otra cosa que pueden perder es sus familias, su esposa o su esposo, sus hijos, porque no tienen ni tiempo de estar con ellos. Si, tienen mucho dinero, pero ¿Valió la pena?

¿Son todas las personas adineradas así? por supuesto que no. Hay muchas personas pudientes que son muy rectas y muy integras. Inclusive, hay creyentes que Dios los ha prosperado económicamente en sus negocios y ellos continúan siendo fieles a Dios.

Muchos inclusive donan dinero a entidades benéficas, causas nobles, personas necesitadas, etc. Hay muchas personas de dinero que son sumamente humildes y un ejemplo a seguir, vuelvo y digo que el problema no es el dinero, sino si el dinero nos posee a nosotros. No quiero que piensen que estoy en contra de las personas de dinero, no lo estoy, creo que el dinero bien utilizado y ganado con honestidad es una bendición de Dios, simplemente les hablo una realidad y la biblia nos lo confirma.

Hebreos 13:5: No amen el dinero; estén contentos con lo que tienen, pues Dios ha dicho: Nunca te fallaré. Jamás te abandonaré.

El problema radica en el amor al dinero, tanto así que la persona este dispuesta a hacer cualquier cosa para obtenerlo. La palabra de Dios nos deja saber que hay recompensa en la honestidad. Según la biblia ser honesto es tener la capacidad de ser veraz, transparente y digno de confianza. Cuando eres honesto u honesta, sientes respeto hacia ti mismo y hacia los demás.

Así que mi consejo para ti hoy es que sobre todas las cosas, se honesto u honesta, se una persona transparente de manera que puedas estar en paz con Dios, contigo y con los que te rodean.

You can leave a response, or trackback from your own site.
0 comments
Powered by WordPress
googled17ffe9d777f6a44.html www.hypersmash.com