Con pie firme

Hay momentos en que a la vida nos llegan situaciones inesperadas que nos estremecen. Muchas veces llegan en una temporada en donde todo era felicidad, en donde todo marchaba de maravilla, y de repente algo sucede que cambia todo el panorama. La mayoría de las ocasiones no entendemos porque nos suceden estas cosas, nos preguntamos ¿Hice algo mal para recibir esto? y buscamos en nuestras mente las posibles razones del ¿por qué?

Yo también lo he vivido, y déjame decirte hoy que no necesariamente fue algo que hiciste o dejaste de hacer, no es que Dios está enojado contigo, es que simplemente mientras vivamos en este mundo llegaran estas situaciones difíciles, son parte de la vida.

Juan 16:33: Aquí en el mundo tendrán muchas pruebas y tristezas; pero anímense, porque yo he vencido al mundo.

Esto no significa que en nuestra vida siempre tendremos tristezas y situaciones difíciles, significa que debemos estar siempre agarrados de Dios para que cuando llegue El este con nosotros, nos llene de fortaleza y nos ayude a vencer cualquier situación.

Si tu hoy está pasando por una situación difícil te animo a que ores a Dios para que te llene de fortaleza y de la paz que solo él puede dar, y te recuerdo que luego de cada tormenta viene la calma, así que animo, este no es el fin de tu historia, es solo un capítulo más que terminara y comenzara un nuevo capítulo con Dios por delante.

Habacuc 3:17: Aunque las higueras no florezcan y no haya uvas en las vides, aunque se pierda la cosecha de oliva y los campos queden vacios y no den fruto, aunque los rebaños mueran en los campos y los establos estén vacios, ¡Aun así me alegrare en el Señor! ¡Me gozare en el Dios de mi salvación! ¡El señor soberano es mi fuerza! El me da pie firme como el venado, capaz de pisar sobre las alturas. 

 

 

Both comments and pings are currently closed.
Powered by WordPress
googled17ffe9d777f6a44.html www.hypersmash.com