De un sueño al palacio de rey

Génesis 41: 37-40: Las sugerencias de José fueron bien recibidas por el faraón y sus funcionarios. Entonces el faraón preguntó a sus funcionarios: «¿Acaso encontraremos a alguien como este hombre, tan claramente lleno del espíritu de Dios?. Así que el faraón dijo a José: «Como Dios te ha revelado el significado de los sueños a ti, es obvio que no hay nadie más sabio e inteligente que tú. Quedarás a cargo de mi palacio, y toda mi gente recibirá órdenes de ti. Sólo yo, sentado en mi trono, tendré un rango superior al tuyo. 

José había pasado por muchas situaciones difíciles en su corta vida. Primero, perdió a su madre a una edad muy temprana, luego en su inocencia o ignorancia tal vez, conto a sus hermanos mayores de unos sueños que había tenido y en los cuales parecía que les decía a sus hermanos que ellos se postrarían delante de él y que era superior a ellos y esto lo que provoco fue los celos de ellos al considerarlo un niño engreído por su papa.

Tanto odiaron a José sus hermanos que un día cuando vieron que venía caminando de lejos, planificaron matarlo, pero gracias a la intervención de su hermano mayor logro que cambiaran de idea, aun así José fue vendido como un esclavo alejándolo así de su padre y su tierra. José llego a estar preso injustamente cuando fue acusado falsamente de un intento de violación a la esposa de su jefe, Potifar, quien era un importante oficial Egipcio.

Pero asombrosamente en medio de cada una de estas situaciones José mantuvo su integridad y su Fe. Supo en medio de cada situación difícil entregarla  a  Dios y confiar que El obraría a su favor. José estaba tan lleno de Dios que aun personas que no servían a Dios tuvieron que reconocer su presencia en la vida de el. Dios viendo la fidelidad de José decidió obrar a su favor, y como Dios siempre hace las cosas mejor y mayores de las que jamás podamos pensar, lo premio colocándolo como segundo al mando de toda una nación.

Dios puso en gracia a su hijo José y lo lleno de una sabiduría que solo Él puede dar, y es que Dios puede abrir caminos donde no los hay, Dios puede hacer brotar agua de la tierra más seca y frutos de la tierra mas estéril. Quizás tu hoy, al igual que José te encuentras en una situación difícil de la cual parece que no hay escapatoria, pero Yo te invito hoy a no rendirte, te invito a clamar y confiar en Dios de todo corazón.

Mi oración para ti hoy es que Dios premie tu fidelidad y te saque de la” prisión” en donde estas y te ponga en el palacio de rey.

You can leave a response, or trackback from your own site.
0 comments
Powered by WordPress
googled17ffe9d777f6a44.html www.hypersmash.com