En la unión esta la fuerza

Los que tenemos hermanos sabemos cuando fuimos pequeños niños y hasta que mas o menos alcanzamos una edad de madurez hubo diferencias y peleas entre nosotros. A veces era por cosas tan insignificante como un juguete, otras veces era por cosas un poco mas serias. Puede que en su momento dado hubo celos, y que nos encargamos de recordarle que ” Esto es mío”, pero al fin y al cabo llegaba la reconciliación y olvidábamos todo lo sucedido, ¿Por qué? somos hermanos, pertenecemos a la misma familia y nos amamos.

Algo similar a esto ocurre con nuestros hermanos en la Fe Cristiana, pero lamentablemente en muchos de estos casos hemos permitido que nuestras diferencias, en su mayoría por cosas de poca importancia, nos separen. Lo que sucede es que en muchas de estas diferencias permitimos que el “Yo”  y el “Yo creo” que esto es lo correcto doctrinalmente hablando nos impide ver que se supone que tenemos una sola misión en esta tierra.

Mateo 28:19-20: Por lo tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Enseñen a los nuevos discípulos a obedecer todos los mandatos que les he dado. Y tengan por seguro esto: que estoy con ustedes siempre, hasta el fin de los tiempos.

¿Por que a veces perdemos el tiempo en cosas tan superficiales en vez de enfocarnos en lo que Dios nos encargo? 

¿Acaso una doctrina es más importante que el Dios que decimos servir? 

Hay un mundo allá afuera que se pierde sin rumbo y sin dirección que necesita de nosotros. Como dice la famosa frase “En la unión esta la fuerza”. Jesucristo nunca dijo ” Y en esto conocerán que son mis discípulos” en su forma de vestir, o en su falta de maquillaje, o en su lenguaje religioso. La biblia nos dice en Juan 13:35: En esto conocerán todos que son Mis discípulos, si se tienen amor los unos a los otros.

¿Podrá alguien interesarse en el Dios que le servimos si nos pasamos peleando entre nosotros mismo?

Hay otra frase que dice que el único ejército en pisar uno de sus soldados heridos es el ejército de la Fe, ¿Podremos cambiar ese concepto que los no creyentes tienen de la iglesia cristiana? Posiblemente tu seas la única oportunidad que alguien tenga de conocer a Jesús.

Creyente que me lees, ya es tiempo de dejar a un lado las diferencias entre hermanos por cosas tan insignificantes como un modo de vestir o un corte de cabello. Enfoquémonos en un 100 % en cumplir la misión que Jesucristo nos dejo, llevar la mejor noticia al resto del mundo, y la mejor noticia se llama Jesucristo.

Both comments and pings are currently closed.
Powered by WordPress
googled17ffe9d777f6a44.html www.hypersmash.com