Cambiando lo bueno por lo mejor

¿Te ha sucedido que estas pidiendo a Dios por un sueño se haga realidad o que conteste una petición muy importante y Dios la contesta de una manera diferente a la que esperabas? 

A mi me ha sucedido en más de una ocasión, pero hoy quiero contarte la más reciente. Hace ya un par de años mi esposa y yo comenzamos los preparativos para comprar nuestro primer hogar. Para nosotros era un proceso muy emocionante porque por fin íbamos a tener nuestra casa. Estuvimos viendo casas por alrededor de un par de meses, hasta que por fin encontramos una casa que estuviera al alcance de nuestro presupuesto y que nos gustara.

Separamos la casa con un pronto y comenzamos a entregar los documentos necesarios para la compra de la misma y a esperar que el banco los procesara, esperamos un periodo de alrededor de  3 meses. Hasta que por fin llego el día más esperado por mi esposa y por mi, el día de firmar nuestro contrato. Una vez allí e iniciado el proceso de documentos, el abogado del banco se percato de una situación con la parte vendedora, la compra de nuestra casa ya no sería posible, y así lo que nosotros creíamos seria uno de los días más felices de nuestro matrimonio, se convirtió en uno de los más tristes.

Había sido un proceso algo largo y complicado a veces, definitivamente no era de nuestro agrado comenzar nuevamente el proceso, no era la contestación de parte de Dios que esperábamos. Esto no es algo que solo nos ha sucedido a nosotros, sino que muchas personas han pasado por este tipo de situación. Namaán, un comandante del ejército de Siria hace miles de años atrás padecía de lepra, una enfermedad que para ese tiempo era incurable. Una sirvienta de la esposa de este general le recomendó que fuera a ver al profeta Eliseo porque el era un siervo de Dios y podía sanarlo de su lepra.

Naaamán ya no tenía nada que perder, así que fue a ver a Eliseo.

2 Reyes 5: 9-10: Entonces Naamán fue con sus caballos y carros de guerra y esperó frente a la puerta de la casa de Eliseo; pero Eliseo le mandó a decir mediante un mensajero: Ve y lávate siete veces en el río Jordán. Entonces tu piel quedará restaurada, y te sanarás de la lepra.

Puedo imaginar el asombro y el coraje en la cara de Naamán, ¿Después de llegar allí  no solo no me recibe, sino que le pide que vaya a un rio a bañarse? No solo eso, sino que el rio Jordán era uno de los peores y mas sucios de esa época.

Pero luego de analizarlo, sus ayudantes le pidieron que hiciera caso al profeta. 2 Reyes 5: Entonces Naamán bajó al río Jordán y se sumergió siete veces, tal como el hombre de Dios le había indicado. ¡Y su piel quedó tan sana como la de un niño, y se curó! 

!Wow que bendición tan grande ¡ ¿ Se imagina lo que Naaman se hubiera perdido si hubiera hecho caso a su enojo porque su petición no fue contestado como el esperaba?  

Dios todo lo ve y todo lo sabe, y en ocasiones El no contesta nuestras peticiones de la manera o en el momento en que las pedimos. Pero muchas veces Dios quita cosas o personas de nuestras vida porque esta haciendo espacio para darnos algo mucho mejor. Para terminar quiero contarte que sucedió con la compra de nuestra casa. Un mes después de que no pudimos comprar aquella casa, Dios nos permitió encontrar una casa mucho mejor y en una mejor ubicación, lo mejor de todo, era el mismo precio de la anterior.

Dios nunca dejara de sorprendernos con sus bendiciones, así que abre bien tus ojos para que te des cuenta de las bendiciones que Dios te ha entregado y las que está por entregarte, quizás no llegaron de la manera que pediste, pero Dios se encargara de que sean lo mejor para ti.

(Todos los derechos de autor pertenecen a José Rene Berrios)

Faceboook:https://www.facebook.com/jrberriosblog, Twitter: https://twitter.com/jrberrios28

 

 

You can leave a response, or trackback from your own site.
3 comments
IrmaRuiz
IrmaRuiz

Casi siempre DIOS actúa de forma incomprensible para nosotros, frecuentemente lejos de las respuestas, los tiempos y las solicitudes que le hacemos, Su visibilidad va mucho más allá de lo que, como humanos logramos vislumbrar...por ello ÉL siempre tiene la forma y el tiempo correcto para respondernos, através de las personas, circunstancias menos esperadas. Fé es esperar y guardar en el pensamiento y corazón que lo que viene superará lo que, en nuestros vanos esfuerzos podríamos lograr. Y para cpayavera, respondo: Facilítate la vida...no dudes, Dios (con mayúscula) existe!!! Y paradógicamente, pídele fé, ÉL te la dará. Te lo dice alguien que un día estuvo con tus dudas y permitió toda clase de engaños; hasta que ÉL llegó y cambió "Lo bueno por lo Mejor". Dios llenará tus vacíos.

 

cpayavera
cpayavera

Yo tengo serás dudas de que dios existe, disculpame tu post muy bello

Saludos

Powered by WordPress
googled17ffe9d777f6a44.html www.hypersmash.com