Borrón y cuenta nueva

¿Alguna vez te has sentido enfermo y te has dicho “Voy al médico cuando me sienta mejor”? No suena algo muy lógico ¿verdad? Pero he escuchado muchas personas decir que buscaran acercarse a Dios cuando tengan su vida en orden o cuando logren echar a un lado algún vicio u alguna mala costumbre. La realidad es que nada de eso es necesario, Dios quiere que te acerques a El tal cual eres.

Si recuerdas cuando eras niñ@, tus padres no te amaban dependiendo de cómo te comportabas o de cuan perfecto eras, El amor de nuestros padres es incondicional, claro que hay ocasiones que tienen que corregirnos o disciplinarnos, pero no nos aman menos cuando nos tienen que disciplinar. Si así son nuestros padres que son seres humanos imperfectos como nosotros, ¿Te imaginas cuanto más te ama tu padre celestial?

La verdad es que te ama tanto, que estuvo dispuesto a sacrificar a su único hijo Jesucristo en la cruz del calvario por perdón de todos tus pecados. Ni tu ni yo tenemos que hacer nada para ganarnos el amor de Dios, no tienes que hacer sacrificios de animales como se hacía en el antiguo testamento, no tienes que hacer sacrificios físicos caminando de rodillas por un pedregal, no tienes que ser perfecto para ganarte su amor, El siempre te ha amado de manera incondicional.

Nuestro padre celestial desea mantener una relación contigo, desea hablarte y escucharte. Dios si desea que dejes atrás la vida de pecado y que vivas para El, una vez le permitas a Jesucristo ser el señor de tu vida, perdonara todos tus pecados para jamás acordarse de ellos.

Hebreos 10:16-18: Este es el nuevo pacto que haré con mi pueblo en aquel día, dice el SEÑOR—: Pondré mis leyes en su corazón y las escribiré en su mente.  Después dice: Nunca más me acordaré de sus pecados y sus transgresiones. Y cuando los pecados han sido perdonados, ya no hace falta ofrecer más sacrificios. 

Probablemente has escuchado la frase borrón y cuenta nueva, o sea, lo pasado quedo en el olvido. Así es nuestro Dios, una vez perdona tus pecados los desaparece sin dejar rastros de ellos. La próxima vez que venga a tu mente el pensamiento de que tienes que poner tu vida en orden para poder acercarte a Dios, recuerda que puedes venir tal y como eres delante de Él, Dios nunca te va a rechazar, al contrario, ya te está esperando con sus brazos abiertos para darte tu abrazo de bienvenida.

 

Copyright © 2012. All Rights Reserved.

Both comments and pings are currently closed.
Powered by WordPress
googled17ffe9d777f6a44.html www.hypersmash.com