¿Solo por eso?

Juan 1:47-50: Mientras ellos se acercaban, Jesús dijo: Aquí viene un verdadero hijo de Israel, un hombre totalmente íntegro. ¿Cómo es que me conoces? —le preguntó Natanael.
Pude verte debajo de la higuera antes de que Felipe te encontrara —contestó Jesús. Entonces Natanael exclamó: Rabí, ¡tú eres el Hijo de Dios, el Rey de Israel!  Jesús le preguntó:
¿Crees eso sólo porque te dije que te había visto debajo de la higuera? Verás cosas más grandes que ésta.

El hecho de que Jesús le dejara saber que lo conocía y vió en donde estaba desde antes de que pudiera ser encontrado, dejó a Natanael sumamente sorprendido, a tal grado que tuvo que reconocer que a quien tenía de frente era al mismo hijo de Dios. Entonces Jesús le hace una pregunta muy interesante,”¿Sólo por eso crees? ¿Sólo porque te vi con anticipación? Hijo esto es solo el principio, cosas más grandes y más impresionantes que estas veras.”

Y creo que eso mismo es lo que Jesús muchas veces intenta decirnos a nosotros los que creemos en El.  En ocasiones vemos como Jesús contestó una de nuestras peticiones, o recibimos algún tipo de bendición de parte de Él y nos alegramos pero pensamos que eso es todo lo que tiene para nosotros, como si el mismo hijo de Dios ya no tuviera qué ofrecernos. Y aclaró que no sólo debemos buscar a Dios por las cosas que puede darnos, El tiene cosas mucho más valiosas que ofrecernos, bendiciones aún cuando nuestros días aquí en la tierra lleguen a su fin.

La bendiciones que Dios tiene para nosotros son tan maravillosas que no las podemos ni imaginar: 1 Corintios2:9: A eso se refieren las Escrituras cuando dicen:
Ningún ojo ha visto, ningún oído ha escuchado, ninguna mente ha imaginado, lo que Dios tiene preparado para quienes lo aman.

Nuestro Dios nos da bendiciones mayores y mejores que las que jamás podamos pensar. Pon toda tu confianza y toda tu Fe en Dios, el jamás te fallará, su amor por ti es demasiado grande. Si aún no has tomado la decisión de entregar tu vida a Dios, te motivo a que lo hagas hoy, no lo pienses dos veces, el entregar tu vida a Dios es la mejor decisión que puedes tomar en toda tu vida.

(Todos los derechos de autor pertenecen a José Rene Berrios e Inside Focus)  Twitter: @jrberrios28

Both comments and pings are currently closed.
Powered by WordPress
googled17ffe9d777f6a44.html www.hypersmash.com