Poco en sus manos = Mucho

En muchas ocasiones me he sentido con las manos atadas, pensando que lo que tengo que ofrecer no es suficiente, decepcionado he hecho la pregunta, ¿Señor que puedo hacer con tan poco? Y no me refiero ni a dinero ni a posesiones, me refiero a talento, habilidades o destrezas. Pero cada vez que estas cosas vienen a mi mente, por otro lado siento al Señor hablar a mi corazón diciendo “Recuerda que no se trata de ti, se trata de mi”

Cada vez que el Señor me recuerda esto, lo que me esta diciendo es que para servirle y para hacer lo que el me envió a hacer no depende solamente de mi talento o de mis habilidades, sino que debo depender de El y de su poder obrando a través de mi.

Dios puede hacer mucho con poco y uno de los momento en que vemos esto en su palabra es en Mateo 14:15-20: Al atardecer se le acercaron sus discípulos y le dijeron: Éste es un lugar apartado y ya se hace tarde. Despide a la gente, para que vayan a los pueblos y se compren algo de comer. No tienen que irse contestó Jesús. Denles ustedes mismos de comer.
Ellos objetaron: No tenemos aquí más que cinco panes y dos pescados. Tráiganmelos acá  les dijo Jesús. Y mandó a la gente que se sentara sobre la hierba. Tomó los cinco panes y los dos pescados y, mirando al cielo, los bendijo. Luego partió los panes y se los dio a los discípulos, quienes los repartieron a la gente. Todos comieron hasta quedar satisfechos, y los discípulos recogieron doce canastas llenas de pedazos que sobraron.

En este milagro que realizó Jesús vemos dos elementos:

  • Una prueba de Fe: Cuando Jesús les pidió a sus discípulos que les dieran de comer a la multitud ellos dijeron “Lo que tenemos no es suficiente”.
  • El milagro: Jesús le pidió a sus discípulos que le entregaran lo que tenían. Jesús tomó lo que ellos le entregaron, levantó su mirada al cielo, oró y alimentó a una multitud de más de 15 mil personas.

Lo que Jesús hizo en este milagro es lo que te pide a ti y a mi, “entrégame lo que tienes y yo me encargaré de multiplicarlo. Sea lo que sea que tengas para ofrecer, entrégalo al Señor y el hará mucho más de lo que tu piensas en tu vida y a través de ella.

Con tan sólo confiar en él y entregar lo que tenemos Jesús se encargará de multiplicarlo para bendecir las vidas de otras personas a través de ti. Mi exhortación para ti hoy es “Entrégale lo que tienes a la mano y confía en El y El hará”.

(Todos los derechos de autor pertenecen a José Rene Berrios) https://twitter.com/jrberrios28 y https://www.facebook.com/jrberriosblog

You can leave a response, or trackback from your own site.
1 comments
ElisaRondon
ElisaRondon

Gloria a Dios, hoy me dijeron para que puedas cumplirle a Dios entrega algo de lo que tienes. Y recorde a Dios cuando me dijo mi sierva me agrada todo lo que haces para mi. Hoy le digo a Dios, gracias porque se que dependo de ti para lograrlo.

Powered by WordPress
googled17ffe9d777f6a44.html www.hypersmash.com