2 Maneras de Ofrecer un Mejor Futuro a Nuestros Niños

Proverbios 29:15: Disciplinar a un niño produce sabiduría, pero un hijo sin disciplina avergüenza a su madre.

Recuerdo claramente como si fuera hoy los valores que me enseñó mi mamá cuando era un niño pequeño. Entre esos valores estaba el respetar a mis padres, obedecer sus instrucciones, respetar a las demás personas pero sobretodo las personas de edad avanzada.

También había un horario de estudiar, un horario para jugar y un horario para estar fuera de casa con mis amistades y esos horarios había que honrarlos sin discusión.

Los maestros tenían la autoridad otorgada por mis padres para regañarme en caso de que fuera necesario. La propiedad ajena se respetaba y toda figura de autoridad también. Como pueden notar, el respeto fue una pieza clave en mi crianza. Pero yo no era el único, creo que puedo decir que en mis amistades también el respeto era pieza clave.

Lamentablemente cuando analizo el comportamiento de muchos niños en la actualidad no es difícil notar que el respeto ya no es tan importante ,tal vez porque no les fue enseñado.

Veo frecuentemente niños faltándole el respeto a sus padres y en muchas ocasiones sin ninguna consecuencia o disciplina, y que conste, no hablo de maltrato , eso jamás lo apoyaría. A lo que me refiero es a que se les instruya respeto y disciplina a todos por igual. He podido escuchar a padres decirle a sus hijos que si un maestro tan siquiera les regaña, que le avise y el ajustará cuentas con el maestro.

Igual puedo notar como no se les enseña a respetar las figuras de autoridad como los policías. ¿Son todos los padres así? Por supuesto que no, pero tristemente cada día es más común. Yo creo que si de verdad deseamos ver un cambio en la sociedad, en el país en que vivimos, debemos comenzar por:

  • Dar una buena educación a nuestros niños en el hogar e instruirlos en la palabra de Dios: Dirige a tus hijos por el camino correcto, y cuando sean mayores, no lo abandonarán. (Proverbios 22:6)
  • Dar un buen ejemplo: Hijo mío, presta atención cuando tu padre te corrige; no descuides la instrucción de tu madre. (Proverbios 1:8)  Del mismo modo, anima a los hombres jóvenes a vivir sabiamente. Y sé tú mismo un ejemplo para ellos al hacer todo tipo de buenas acciones. Que todo lo que hagas refleje la integridad y la seriedad de tu enseñanza (Tito:2: 6-7).

Mi hija apenas tiene 5 meses , y soy de los que creo  que debemos cuidar a nuestros niños como un preciado tesoro. A menudo se dice que los niños son el futuro de una nación, pero para que ese futuro sea uno mejor, debemos darle todo nuestro amor, toda nuestra dedicación y empeño ahora.

Únete a mis redes sociales en:

https://www.facebook.com/jrberriosblog y https://twitter.com/jrberrios28

( Todos los derechos de autor pertenecen a José Rene Berrios )

Copyright © 2012. All Rights Reserved.

Both comments and pings are currently closed.
Powered by WordPress
googled17ffe9d777f6a44.html www.hypersmash.com