3 Pasos faciles de seguir

Juan 14:12-14: Les digo la verdad, todo el que crea en mí hará las mismas obras que yo he hecho y aún mayores, porque voy a estar con el Padre. Pueden pedir cualquier cosa en mi nombre, y yo la haré, para que el Hijo le dé gloria al Padre. Es cierto, pídanme cualquier cosa en mi nombre, ¡y yo la haré!

Jesús hace 2 promesas en estos versículos:

 Las mismas obras: Jesús aseguro que haríamos las mismas obras que el hizo. Todos conocemos los milagros, sanidades, resucitó muertos, trajo la salvación. Convenció a las personas de su pecado, los perdonó y lo siguieron. ¿Si Jesús dijo que haríamos las mismas obras, ustedes creen que es posible?

Mayores obras: Pero también les aseguró que harían mayores obras que El. En el libro de los Hechos vemos que Pedro sanaba las personas solo con su sombra. La primera vez que Pedro predicó se convirtieron 3 mil personas, mientras que en los años que Jesús predicó se cree que alrededor de unas 500 personas lo seguían. Con el paso de los años y gracias a los discípulos el evangelio se extendió por diferentes países a los que Jesús nunca llego directamente.

Y esto no lo digo para quitar méritos a Jesús, al contrario lo digo para que se den cuenta que lo que el promete lo cumple. Y aunque sabemos que el verdadero autor de la salvación es Jesús, nosotros tenemos el privilegio de que somos sus instrumentos en la tierra para llevar a cabo sus planes.

Cuando pedimos en el nombre de Jesús no necesariamente quiere decir que en cada oración añadamos al final en el nombre de Jesús.

Nuestras oraciones deben de servir para los propósitos de Jesús y no para nuestros propios motivos. Lo que hacemos y lo que decimos, que sea para honrar a Dios y para que los demás conozcan que el existe, que nos ama y quiere tener una relación personal con cada uno de nosotros, si lo hacemos con esos propósitos, el nos ayudará.
La oración se debe buscar que se reconozca el nombre de Dios y no el nuestro. No debemos hacer las cosas por orgullo, para que nos reconozcan a nosotros, para ganar dinero a costa del nombre de Jesús. Porque no se trata de nosotros, se trata de El…

¿Cuales son los pasos a seguir?

  • Cree: Para creer en alguien, debes de confiar en El. Para creer en Jesús debes creer y confiar que él es el hijo de Dios y que cumple sus promesas. Creer es tener Fe. Para creer no es cuestión que creas una vez o en algunas ocasiones, creer es una acción que debe ser parte de nosotros.

Si crees debes obedecer, para hacer esas obras iguales o mayores que las que él hizo, debemos ser obedientes a su palabra y a lo que Jesús nos pide.

  • El las hará: O sea, tú y Yo las haremos. Pero es necesario que creamos en el nombre de Jesús. No tienen idea de que cosas Dios puede hacer a través de nosotros si tan solo confiáramos completamente en El y en su palabra.
  • Pide: Para recibir debes de pedir.

¿Qué es eso que te gustaría ver a Dios hacer en tu vida y a través de ella? ¿Qué te gustaría que El hiciera en tu familia y en la vida de tus amistades más cercanas?


Both comments and pings are currently closed.
Powered by WordPress
googled17ffe9d777f6a44.html www.hypersmash.com