El más grande amor

Esta semana se celebra mundialmente el amor. Pero el amor no es cosa de celebrarse sólo una semana, sino que es algo que debemos celebrar todos los días. Entiendo el punto de dedicar una semana en específico al año para celebrarlo, especialmente en el área comercial es genial para ellos ya que se celebra de diferentes maneras el amor y les deja muchas ganancias financieras, y claro, no tengo nada en contra de que dediquen esta semana a celebrar el amor, yo también lo celebro junto a mi esposa.

Pero si nos sentamos a analizarlo ¿Qué es el amor? ¿Es un sentimiento? ¿Una emoción? Mucha gente puede clasificarlo en una de esas dos opciones. Pero hay un elemento más importante, es que amar es una decisión. Es la decisión de comprometerse a buscar el bien de los demás sin velar por nuestro propio beneficio y sin importar las circunstancias, esto es el verdadero amor. La Biblia nos afirma que Dios es amor, no que Dios tiene amor, no que Dios siente amor, sino que Dios es amor, su esencia está basado en el amor.

Juan 3:16: Pues Dios amó tanto al mundo que dio a su único Hijo, para que todo el que crea en él no se pierda, sino que tenga vida eterna.

Algunas versiones de la Biblia dicen “porque de tal manera” y esta expresión nos habla de la gran intensidad de su amor por nosotros. El padre entregó a su único hijo, para que muriera en tu lugar y en mi lugar y por medio de esa muerte pudiéramos recibir el perdón de nuestros pecados y una vida eterna junto a Él en el cielo. Si tratamos de describir el amor que Dios siente por nosotros probablemente nos quedemos cortos, porque este amor es uno que no tiene comparación. A pesar que en ocasiones lo rechazamos, a pesar que muchos lo ignoran, a pesar que decidimos en algún momento darle la espalda, su amor por nosotros nunca cambio, siempre siguió amándonos de manera incondicional.

Y es que no hay manera en que nos podamos ganar el amor de Dios, el decidió amarnos a pesar de nosotros. Así que esta semana, cada vez que escuches o veas en algún lugar la palabra amor, te pido que recuerdes el más grande amor, el amor que no tiene comparación, el amor de Dios por ti. Les dejo este pensamiento de John Ortberg del libro Un amor más allá de la razón.

Existe un tipo de amor, un amor que crea valor en lo que se ama. Hay un amor que convierte las muñecas de trapo en tesoros invaluables. Hay un amor que se agarra a las criaturitas de trapo, por razones que nadie podría ni siquiera imaginar y las hace preciosas y de un valor incalculable. Este es el amor más allá de la razón. Ese es el amor de Dios. Es el amor con que nos ama a usted y a mí.

¿Haz conocido el amor de Dios? ¿ Te gustaría conocerlo?

Copyright © 2012. All Rights Reserved.

Both comments and pings are currently closed.
Powered by WordPress
googled17ffe9d777f6a44.html www.hypersmash.com