El ladron y la dama

Esta historia tiene dos protagonistas, ambos bastante conocidos. Uno, un apóstol, hombre de confianza de Jesús, compartió con El sus momentos más íntimos, sus más grandes milagros. La otra persona, una dama que según nos relata la biblia, ella y sus hermanos eran amigos de Jesús.  Cuenta la historia que esta dama tenía un frasco de un perfume sumamente caro. Era perfume de Nardo, y uno de sus ingredientes era un aceite extraído de una planta que crecía en la India.

Este no era cualquier perfume, era uno de un alto costo. 300 denarios era el equivalente a un año completo de salario para una persona común de esa época, ¿ se imaginan ahorrar por un año completo para comprar un perfume? Era extraordinariamente caro por 2 razones, provenía de un lugar lejano de la India y porque para obtener un litro de esencia era necesario prensar más de 220 libras de nardo.

Pero esta gran mujer no dudo un segundo para derramar su frasco de perfume completo sobre el señor, y no solo eso, sino que luego seco los pies del señor con sus cabellos (Marcos 14:3). Ella derramo su mejor ofrenda a los pies de Jesús, dio lo mejor que tenía a su señor. El sacrificio que realizo esta gran mujer no solo ungió los pies del maestro, sino que su aroma ese extendió por toda la casa, que privilegio !

Del otro lado, el apóstol Judas miraba y crujía sus dientes al ver que a sus ojos este perfume era desperdiciado, y en un acto de total hipocresía pregunta porque no se vendió el perfume y se dio el dinero a los pobres. Judas no era más que un gran ladrón, no solo no le había dado nada al maestro, sino que se dedicaba a robar el dinero de Jesús y los otros apóstoles, se aprovechaba de su puesto de tesorero para robar ! (Marcos 14:4-5)

A este hombre se le extendió una oportunidad que solo unos pocos pudieron tener, fue escogido por el propio Jesús como uno de sus discípulos, más el desprecio esta gran oportunidad y por unas pocas monedas lo traiciono.

Estas dos vidas tuvieron un desenlace muy diferente, Judas después de traicionar al señor, no pudo con el cargo de conciencia y decidió terminar con su vida. ¿Qué hubiera pasado si Judas hubiera ido donde Jesús y le hubiera expresado su arrepentimiento? Hubiéramos visto un Judas restaurado, perdonado y posiblemente hubiera sido un apóstol de influencia, lamentablemente no fue así. En cambio María entrego lo mejor que tenia, y el mismo Jesús dice que: Les digo la verdad, en cualquier lugar del mundo donde se predique la Buena Noticia, se recordará y se hablará de lo que hizo esta mujer.

! Qué diferencia! De uno, donde quiera que se predique el evangelio, se habla acerca de su traición al señor, de la dama de esta historia, se habla donde quiera se predica el evangelio por su gran ofrenda al señor. Quizás María nunca predico el evangelio con sus palabras, pero su ofrenda de amor ha penetrado en más el corazón, que cualquier palabra que pudo haber dicho.

Copyright © 2012. All Rights Reserved.

Both comments and pings are currently closed.
Powered by WordPress
googled17ffe9d777f6a44.html www.hypersmash.com