¿ Tienes a Jesús en el barco?

Hoy en día existen tantas cosas a nuestro alrededor que nos llenan de ansiedad. El crimen, la droga y la violencia arropan sin control nuestra isla y por lo que se ve en los noticieros, arropa también el resto del planeta.  Ya casi ni podemos salir a la calle sin el temor de que algo nos pueda pasar a nosotros o nuestra familia. La economía está en un nivel muy bajo no solo en Puerto Rico, sino en diferentes partes del mundo.

A la misma vez llegan las preocupaciones de si ¿Me quedaré sin trabajo? ¿Cómo pagaré la casa, el auto, la luz, el agua y la compra? Y así podríamos seguir añadiendo las cosas que causan temor o ansiedad a la gente. Es una realidad que en momentos llegara el temor y la preocupación. Pero algunas personas no se preocupan de forma ocasional, sino que se preocupan de forma recreativa, o sea, lo han hecho un estilo de vida. Tal vez ni siquiera puedas recordar la ultima ocasión en que no estuviste preocupado por algo, de hecho te asusta el no estarlo.

Muchas veces este tipo de comportamiento lo aprendemos de la gente más cercana a nosotros, ya sea amistades, familia o nuestra pareja. Este tipo de ansiedad de la que Dios quiere librarnos no se refiere solo a los pensamientos de temor, sino que nos quiere librar de la ansiedad tóxica, que es la que hace que los pensamientos negativos persistentes nos hagan sentir derrotados se mantenga dando vueltas en nuestras mentes. Lamentablemente también, el desánimo y el temor son sumamente contagiosos. Dios te ama, y al amarte echa fuera todos tus temores.

La Biblia nos dice en 1 Juan 4:18: En esa clase de amor no hay temor, porque el amor perfecto expulsa todo temor.

2 de Timoteo nos reafirma esto al decirnos: Porque no nos ha dado Dios un espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio. Dios ya nos ha dado a los que confiamos en el todas las herramientas necesarias para vencer toda prueba y amenaza. El poder que El nos entrego nos pertenece y por tanto tenemos la autoridad y el derecho para utilizarlo. Ese mismo poder nos llena de una energía y una vitalidad espiritual que es efectiva y productiva.

Las situaciones difíciles continuaran llegando, los problemas y la ansiedad seguirán tratando de tocar a tu puerta, pero siempre que lleguen recuerda que el perfecto amor de Dios echa fuera el temor. Los dejo con este ultimo pensamiento de John Ortberg : La paz no proviene de encontrar un lago sin tormentas.Viene de tener a Jesús en el barco.

Copyright © 2012. All Rights Reserved.

Both comments and pings are currently closed.
Powered by WordPress
googled17ffe9d777f6a44.html www.hypersmash.com