Que dia el de ayer…

En el día de ayer me di cuenta de como en un abrir y cerrar de ojos se nos puede escapar la vida. Mi esposa y yo transitábamos por una de las avenidas mas transitadas de Puerto Rico cerca del aeropuerto cuando de repente sentimos un fuerte impacto por la parte posterior de nuestro vehículo.

El impacto fue tan fuerte que levanto el auto y causo que nos volcáramos dando múltiples vueltas rodando en el auto por la carretera. ,vi cuan cerca estuvo mi cara de golpearse con la brea, cuando el auto termino de rodar se enderezo y nuevamente en sus cuatro ruedas y continuo la marcha unos pies mas.

La magnitud del accidente fue tal que hoy quizás no debería estar aquí escribiendo, mas por el cuidado y protección de Dios lo estoy, ni mi esposa ni yo sufrimos daños severos, solo los dolores normales del cuerpo en medio de un accidente de transito. Cuando por fin pude recuperarme de la fuerte impresión que me dejo el accidente, no pude hacer nada mas que darle las gracias a Dios por que estábamos vivos, de que fue un verdadero milagro. Estuvimos en el hospital pero los resultados de los rayos X salieron bien, los dolores eran musculares.

Hoy mas que nunca me siento contento de la oportunidad que Dios nos da de vivir y me asombro de cuanto el nos ama, yo lo sabia que nos amaba, pero luego de esta situación no me cabe la menor duda de su gran amor.

En ese momento se hizo realidad el Salmo 91, específicamente el versiculos 4, y del 10-12 cuando dice: 4Con sus plumas te cubrirá y debajo de sus alas estarás seguro; escudo y protección es su verdad” 10 no te sobrevendrá mal ni plaga tocará tu morada, 11  pues a sus ángeles mandará acerca de ti, que te guarden en todos tus caminos 12 En las manos te llevarán para que tu pie no tropiece en piedra. 

Dios fue sumamente fiel, pude sentir esa protección que habla el Salmo 91. Lejos de estar triste por la situación, me siento feliz por que tenemos vida, una nueva oportunidad de ver el sol salir. Esto que nos sucedió nos ha dado más ganas de vivir, de luchar, de amar y nos confirma que Dios tiene planes con nuestras vidas.

Hoy veo la vida de una manera diferente, con nuestros sueños mas vivos que nunca, la vida puede ser muy corta, tenemos que aprovechar cada día que el Señor nos regala, hay mucho por hacer, sueños por cumplir, metas por alcanzar, muchos amigos y familiares para abrazar y más importante un Dios a quien servir, un Dios a quien adorar y amar con todo nuestro corazón.

Copyright © 2011. All Rights Reserved.

Both comments and pings are currently closed.
Powered by WordPress
googled17ffe9d777f6a44.html www.hypersmash.com