4 Pasos para dejar atrás los límites

¿Cuántos de nosotros hemos sido menospreciados en alguna ocasión? ¿Cuántos nos hemos puesto límites?

Muchas veces nosotros nos convertimos en nuestro propios enemigos cuando tenemos un sueño o una meta que queremos alcanzar. Empezamos a buscar las razones por las que no se puede, buscamos excusas para no comenzar, en vez de enfocarnos en buscar las maneras y las razones de por qué si podemos alcanzar eso que queremos.

Lo vemos en la vida de David cuando fue a enfrentar a Goliat cuando estuvo intimidando al ejército de Israel.

David llego e inmediatamente vio las cosas de manera diferente a como lo veían los demás. Los primeros que trataron de detener a David fueron sus propios hermanos. Pero David no se dejo desanimar por las críticas, el confiaba en Dios y en las promesas que le había hecho.

Como dice el escritor John Maxwell:   “Cuando quieras comenzar a hacer algo, habrá mucha gente que te dirá que no lo hagas, cuando vean que no te pueden detener, te dirán cómo lo tienes que hacer, y cuando finalmente vean que lo has logrado, dirán que siempre creyeron en ti.

Hay 4 pasos que nos pueden ser de ayuda para dejar atrás las cosas que muchas veces nos limitan:

1) Ten claro quién eres: Dios nos da a cada uno las armas que necesitaremos. David intento a petición de Saúl el utilizar su armadura, pero era muy pesada e incómoda para el utilizarla. La armadura de Saúl le quitaría agilidad, le quitaría velocidad.

David se quitó la armadura, buscó piedras lisas en el rio y tomó su vara (promesas) y corrió a la batalla con Goliat, ¿Que pasó? Todos nosotros lo conocemos, David necesitó una sola piedra para vencer a Goliat.

2) Conoce y valora tus capacidades: Cuando nosotros entendemos cuales fueron las capacidades que Dios ha puesto en nosotros, entonces ahí tenemos la oportunidad de comenzar a utilizarlas.

Si nos dedicamos a lamentarnos y quejarnos por las habilidades y las cosas que no tenemos, siempre vamos a estar frustrados, desanimados y amargados. Ahora, si valoramos lo que tenemos, los talentos y habilidades que Dios si nos regalo, y aprendemos a usarlas, no solo seremos de bendición a otros y seremos bendecidos.

3) Confía en que Dios puede usar lo que te ha dado : La Biblia está llena de ejemplos de hombres y mujeres sin fe siendo instrumentos en las manos del Dios de Fe.

¿Cómo? Usa lo que tienes, actúa, confía en el Dios que te dio tus talentos. No permitas que un día cuando llegues a la vejez y mires al pasado tengas que arrepentirte de las cosas que deseabas hacer y no las hiciste por temor.  

4) Pon en práctica las capacidades que Dios te entrego: Cuando ponemos en uso los talentos y habilidades que Dios nos entrego, nos sentimos felices, nos sentimos realizados, sentimos que estamos cumpliendo nuestra misión en la vida.

 

 

 

Both comments and pings are currently closed.
Powered by WordPress
googled17ffe9d777f6a44.html www.hypersmash.com